ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Es un auténtico irresponsable

Guardiola ha jugado en el Barça. También lo ha hecho en la Selección Española. Ha sido entrenador del Barça y cuando decidió abandonar el club, todos los medios de comunicación de España le hicieron un homenaje como si se tratara del mismísimo Dios reencarnado en un entrenador de fútbol. Se le ha tratado demasiado bien en España, mejor de lo que se merece y ahora va por el mundo diciendo auténticas barbaridades del país que tanto le ha dado y, además, propias de un auténtico irresponsable.

En una rueda de prensa previa al partido entre el Manchester City y el Crystal Palace ha vuelto a soltar sandeces sobre la situación en Cataluña: “No sé exactamente lo que va a pasar hoy en mi país, en Cataluña. Cómo de increíble y pacíficamente están marchando por Cataluña hacia Barcelona para dar apoyo a los políticos y activistas presos desde hace más de un año. Si la gente no estuviera convencida no marcharían millones y millones de personas de todas las ciudades de Cataluña para dar su apoyo. El comunicado que hice fue para pedir que se sienten y hablen. La comunidad internacional debe ayudarnos para resolver el conflicto entre Cataluña y España. Alguien, un mediador de fuera, debe ayudarnos para sentarnos y hablar. Tengo amigos personales que van a pasar nueve años en la cárcel por votar. Por pedir votar. Y son millones de personas que pacíficamente van a apoyar a estas personas. Europa debe dar un paso adelante y ayudarnos para resolver este conflicto“.

Con estas palabras, Guardiola no solo demuestra ser un auténtico memo. Demuestra algo más, es un auténtico irresponsable al que le da igual todo con tal de mantener colocada a su hermana. El separatismo, y sobre todo el separatismo más violento, no analiza racionalmente nada porque no llega al punto de tener criterio propio. Consideran a Guardiola y la gente famosa como él, como auténticos dioses y las palabras de esta gente son tomadas como tales, como palabra de Dios.

Con estas palabras, lo único que consigue este sinvergüenza es calentar más el ambiente, ya caliente de por sí, y que todo se enrarezca más. No se crean que este desgraciado tiene la más mínima intención de generar un poco de calma. A él le da igual, vive a miles de kilómetros de aquí y vive muy bien, que las cosas vayan a peor le gusta. Con todo esto que está haciendo no hace más que darnos la razón a los que siempre hemos pensado que Guardiola no es más un “vendehumos” miserable.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL