Juan Carlos Quer
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Hace mucho tiempo analizo conductas y comportamientos ya que creo que son altamente definitorias para concluir patología o equilibrio. La personalidad de Juan Carlos Quer corresponde a una persona pausada, educada, razonable. La conducta de Diana López tiene un rasgo de impulsividad, lo cual es trasfondo de muchas cosas.

El intento de desprestigiar a una persona desde hace tiempo no le deja quedar en muy buen lugar. El silencio y adoptar las vías judiciales necesarias es lo apropiado. Exponer en público es un intento de afirmar sin pruebas y manchar el honor de una persona. Todo ser humano, hombre o mujer, tiene derecho a la presunción de inocencia y lo que se dice puede tener consecuencias nefastas. Vergonzosa una pelea de la madre frente a la hija ante la presencia de cámaras lo cual evidencia un interés de dañar a alguien.

Valeria se exaspera ante lo que cree es mentira y revive la tensión entre ambas de antaño y defiende a su padre. Ella, en una actitud infantil e inmadura e importándole más las cámaras que su hija le dice está loca y manipulada. Una madre calla y no enciende el fuego. Es terrible el maltrato, pero también es terrible la calumnia y afecta a la dignidad de la persona objeto de actitudes mezquinas. Denuncias anteriores fueron archivadas y eso es una señal. Sin afirmar sea el caso de Diana López si hay una evidencia de que la persona impulsiva tiende a la agresividad y a autolesionarse dándose una deformación de la realidad.

Es brutal la pérdida de una hija y esta guerra sin cuartel no tiene lógica y máxime por respeto a quien no está, su hija Diana, brutalmente asesinada y cuyo juicio será muy pronto. Pruebas fiables no suposiciones y ayuda psicológica para lo que causa tanto dolor e inestabilidad. A VECES LA PERTENENCIA A GRUPOS ES SINÓNIMO DE DESORIENTACIÓN DE QUIEN SE HACE AMIGA Y SE RÍE DE LA ADVERSIDAD.

Hay grupos, también en whatsapp, altamente tóxicos y no hay necesidad de nombrarlos. Ojalá esta ex pareja pudiese sentarse y razonar, aunque en ocasiones sea imposible. Por el bienestar propio y la familia que en el pasado se formó, por respeto a una hija ya no está y otra que si está y sufre. Que se imponga el razonamiento frente a la impulsividad y la verdad frente a la manipulación y lo privado ante lo público.