ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Lo del PSOE es simplemente indignante

Lo del PSOE y su máximo responsable, Pedro Sánchez, con los violentos disturbios ocurridos en Cataluña y que muy probablemente se pudieran repetir en los próximos días es de una equidistancia y una sumisión al separatismo que exaspera e indigna.

En el día de hoy han estado bien cerca de cometer una felonía más en forma de desprecio contra los agentes desplazados a Cataluña y todo por los términos utilizados. El PP hacía una propuesta en el Congreso para que se hiciera una declaración institucional en respaldo a la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cataluña para que fuera asumida por el Congreso de los Diputados.

Pero el PSOE encontraba un “serio” problema para apoyar esa propuesta de los populares. En la misma se describían los sucesos de Cataluña de los últimos días como “graves disturbios” y el PSOE quería que, en lugar de esas palabras se pusiera “graves problemas de orden público“. Además, querían que se incluyera una petición de condena de la violencia por parte de todos los responsables institucionales y se subrayara el derecho de cualquier ciudadano a la manifestación.

El PP se negó a esos cambios ya que, además, contaba de entrada con el apoyo a esa declaración por parte de Ciudadanos y de Vox. Debido a esa negativa de los populares, el PSOE se negó, en un principio, a firmar esa propuesta. Pero ante la posibilidad de quedarse solo en esa negativa junto a los partidos separatistas como ERC y Bildu, finalmente aceptó la misma. Mucho más si tenemos en cuenta que no iba a salir adelante puesto que para ese tipo de declaraciones tiene que haber unanimidad y con la fauna que hay en el Congreso era imposible que hubiera salido.

Pero queda bien claro cómo funciona el PSOE. A pesar de lo que todos hemos visto con nuestros propios ojos tratan de minimizar los sucesos de Cataluña para que no quede la gestión del gobierno como lo que realmente fue: Un desastre, una vergüenza y una traición absoluta. Han dejado a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado completamente tirados y abandonados a su suerte.