Ada Colau
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Colau sigue con su inaceptable comportamiento

Parece que de Ada Colau ya nada nos sorprende y se pasa por alto cualquiera de sus vergonzosos comportamientos, que son el noventa y nueve por ciento, porque nos tiene totalmente acostumbrados a sus salidas de pata de banco.

Pero parece mentira que la alcaldesa, máxima responsable, de la ciudad que más está sufriendo los altercados en los últimos días, Barcelona, mantenga esa actitud tan miserable que la define como persona y como político.

Es evidente el desencuentro absoluto entre la Guardia Urbana de Barcelona y Ada Colau, sucedía lo mismo en Madrid con Carmena -es lo que tiene estar gobernado por comunistas-. Pero lo que es completamente inaceptable son los hechos que denuncia la Guardia Urbana sobre Colau, las órdenes que ha recibido de la alcaldesa comunista, okupa y antisistema.

Nada más y nada menos que prohibir a la Guardia Urbana intervenir en contra de los CDR. Es decir que la alcaldesa de todos los barceloneses deja a sus ciudadanos completamente tirados y abandonados por su sectarismo, su ideología y sus simpatías personales. Pasa absolutamente de ellos. Da igual que les destrocen sus negocios, sus casas o sus coches, a ella le da absolutamente de lado.

A ella lo único que le importa es mantener su imagen y agradar a lo peor de la sociedad catalana y a todo aquel que incumpla la Ley, ya sean manteros, okupas o, como en este caso, los CDR que, además de violencia, han causado daños millonarios en la ciudad de Barcelona. ¿A ella qué más le da si no paga ella, los negocios, las casas o los coches no son suyos? A ella le importa todo eso un comino porque ella tiene que mantener su imagen de comunista militante caiga quien caiga.

Mientras tanto, toda la ciudad abandonada a merced del próximo destrozo o del próximo daño que puedan causar los separatistas violentos. Pero como a ella no le afecta personalmente le da lo mismo. Ay si alguno de los daños causados los sufriera ella directamente, otro gallo cantaría…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL