Desde sus inicios en 2009, el bitcoin se ha caracterizado por una fuerte volatilidad. La montaña rusa habitual en la cotización de esta criptomoneda ha sacudido de nuevo a los inversores con un desplome en los últimos meses. El pasado mes de junio, el precio del bitcoin alcanzó los 13.800 dólares, su cifra récord en este año, además de superar todos los rendimientos diarios de las principales criptomonedas del mercado. Una cifra que llegó en plena euforia por el lanzamiento de Libra, la moneda digital de Facebook. Desde entonces, la moneda virtual más popular ha experimentado una fuerte caída cercana al 40%, situándose en los 7.600 dólares, sus cotas más bajas de los últimos cuatro meses. Una situación que ha generado dudas sobre el futuro del bitcoin. De hecho, los expertos apuntan a que esta moneda virtual puede rondar los 5.000 dólares a finales de año.

Los expertos en bitcoin y otras criptomonedas atribuyen la caída de los últimos meses al mal estreno de Bakkt, la plataforma de negociación de futuros de bitcoin con entrega física. Esta plataforma promovida por Intercontinental Exchange (ICE), uno los mayores operadores mundiales en el mercado de derivados, comenzó a operar el pasado mes de septiembre, aunque no despertó el interés de los inversores. De hecho, su mal estreno sembró muchas dudas en el mercado de las criptomonedas. Los analistas del gigante de las finanzas JP Morgan afirman que el principal catalizador bajista han sido los nuevos contratos de futuros estrenados por ICE en la plataforma Bakkt. Esta situación actual complica el futuro del bitcoin, ya que no existe ningún buen catalizarlo para impulsarlo a corto plazo.

Más allá del estreno de la plataforma Bakkt, Indexica, proveedor de datos alternativo, afirma que la caída de la divisa digital se debe al creciente ecosistema de criptomonedas. Los datos globales sobre transacciones de criptomonedas son realmente difíciles de encontrar, debido al principio de descentralización del mercado. Sin embargo, según Coinmarketcap, el tether ha superado al bitcoin como la moneda virtual con mayor volumen de transacciones diarias y mensuales en los últimos meses. El tether superó por primera vez al bitcoin el pasado mes de abril, pero fue desde principios de agosto cuando lo ha superado de una forma más constante, con alrededor de 21.000 millones de dólares diarios.

La comunidad inversora ha lanzado mensajes de tranquilidad a través de las redes sociales ante el hundimiento que ha experimentado el bitcoin. Según estos usuarios, esta caída en un mercado altamente volátil no es motivo de preocupación, ya que se ha encontrado en situaciones similares en numerosas ocasiones desde su aparición en 2009. En cualquier caso, el bitcoin sigue siendo una excelente alternativa al sistema monetario actual. Un sistema descentralizado regulado por algoritmos matemáticos que se ha convertido en una moneda global en apenas una década. La evolución de esta criptomoneda es imparable. Sin ir más lejos, las grandes empresas ya están trabajando en soluciones para imprentarlas en sus respectivos negocios. A pesar de su popularidad, el bitcoin también tendrá que enfrentarse a sus competidores a corto y medio plazo para consolidarse como la moneda del futuro.