Juan Carlos Quer Diana Quer Tuitero
Juan Carlos Quer

Ya está bien

No podemos entender cómo es posible que en la España del siglo XXI exista una Ley como la Ley de Violencia de Género y después nos hablen de igualdad ante la ley y mentiras parecidas. Tampoco podemos entender cómo el pueblo español asiste impasible a una Ley tan injusta como esa cuando seas hombre o mujer te puede afectar de una forma directa o indirecta a través de familiares.

Pero lo que ya es totalmente incomprensible es cómo puede ser posible que un solo partido político, Vox, clame por la injusticia de esta Ley, lo denuncie continuamente y sea atacado por los borregos habituales que solo siguen el pensamiento único y lo que les cuenten por televisión.

Han sido muchos los hombres que han caído injustamente por esa ley, uno de ellos el concejal de ‘Más Madrid’, Pablo Soto, quien ha sido atacado y expulsado por la simple denuncia de acoso sin que nadie lo haya juzgado y ni siquiera haya sido probado. él estará tan contento puesto que eso es lo que, hasta ayer, justificaba para otros.

Pero no solo él, también el propio ministro que ideó esa monstruosidad, López Aguilar, cayó por las consecuencias de la funesta Ley que se “inventó”. Y tras ser puesto en libertad, eso es lo primero que ha recordado Juan Carlos Quer a través de su cuenta de Twitter. Recordemos que la primera persona que salió a defenderle y a decir que la denuncia que había realizado su madre contra él fue su propia hija, Valeria Quer.

Y como a buen entendedor pocas palabras bastan, Quer lo ha dejado claro con un titular de prensa en el que figuraba la acusación de malos tratos que López Aguilar sufrió en su tiempo: “El ministro que impulsó la Ley de Violencia de Género fue también víctima de una denuncia falsa por malos tratos por su ex mujer. La presunción de inocencia no tocaba, su honor y dignidad jamás fueron reparados. Sucedió en 2015, sigue sucediendo en 2019“.

Juan Carlos, nosotros sí le creemos.

1 Comentario

  1. Las delincuentes que denuncian falsamente debieran tener como pena impuesta la misma que tendría el maltratador si fuera cierta su denuncia.
    Esta especimen (que vive del sudor de su ex-marido) debe mantener por lo que parece a dos maromos: a su hermano argentino como ella y al novio que se ha pillado. La cruz del ex-marido es in aeternum con estas mujeres a quienes no se les conoce otro oficio.
    ¿Que esperan los jueces para imputar a esta especimen después de haberse demostrado que ha denunciado falsamente y previamente ocho veces?

Comments are closed.