ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Un artículo extraordinario

El artículo que publicaba el diario ‘El Mundo‘ el pasado sábado firmado por Jorge Bustos titulado “La dimisión de Pedro Sánchez“, es uno de los mejores y más certeros retratos que se han realizado sobre el actual Presidente del Gobierno.

Podríamos decir que el artículo de bustos es un artículo absolutamente demoledor en el que quedan evidenciadas, bien a las claras, todas las circunstancias y todos los avatares por los que nos ha hecho pasar Sánchez, prácticamente, desde que fuera elegido secretario general del PSOE por primera vez.

La descripción del personaje se convierte en una fotografía casi perfecta de un individuo egocéntrico y vanidoso hasta llegar a un punto casi enfermizo que queda perfectamente reflejado con frases en la que se describe el principal motivo por el que este personaje nos ha llevado a unas nuevas elecciones: “Y creíste que el pueblo te quería, pero que aún debía quererte más“.

Pedro Sánchez

Y es que esta es una frase tan contundente como real. Es así, todos tenemos una imagen de Sánchez que se refleja en una frase como esa. Es más, Sánchez cree que todos debemos quererlo tanto como se quiere él mismo o incluso más. Hasta ese extremos llega la vanidad de un personaje como Sánchez.

Pero el caso es que creemos poder contestar nosotros mismos a Bustos cuando deja esa pregunta en el aire que ronda en todo el artículo. Sánchez no va a dimitir nunca. Ni aunque sacara cincuenta escaños menos que en las elecciones anteriores, mucho menos lo va a hacer si saca ese hipotético escaño menos que plantea Jorge Bustos en su artículo.

Para que Sánchez dimitiera, el PSOE lo tendría que obligar a dimitir como tuvo que obligarle en su día. Porque él. por iniciativa propia no va a dimitir nunca. Ya se puede hundir el mundo a su alrededor que tendría que aparecer alguien con el valor y paciencia suficiente en su partido para echarlo. Y dudamos tanto de una dimisión de Sánchez como de la existencia de ese alguien capaz de echarlo en su partido.


Enlace directo al artículo de Jorge Bustos

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL