caída de los toros
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

El problema de la caída de los toros en los ruedos parece que no es nada actual, sino que nos podríamos remontar a décadas. Y hemos tenido noticia de un premio que lanzó la Junta Nacional Sindical del Subgrupo de Criadores de Toros de Lidia en noviembre de 1949, con el objetivo de averiguar y resolver las causas por las que los toros se caían en los ruedos. Un premio dotado con 60.000 pesetas que contaba con las siguientes bases:

«1ª Se establece un premio de 60.000 pesetas para quien o quienes descubran -previa demostración práctica y eficaz- las causas, orígenes y remedios para evitar que las reses se caigan en el ruedo durante la lidia, hechos que restan esplendor a la Fiesta nacional.

2ª Podrán tomar parte en este Concurso todas las personas, cualesquiera que sean sus actividades o profesión, así como su nacionalidad, y todos los laboratorios, sean o no de productos veterinarios. Puede optarse al premio lo mismo individualmente que en sociedad, o en cooperación con una o varias personas, siendo el plazo para el envío de los trabajos el de un año, a partir de la fecha en que se publiquen estas bases.

3ª Una vez descubiertas las causas de la flojedad en los remos de las reses, habrá que tenerse en cuenta que el remedio para combatirlo o prevenirlo sea compatible con el toro de lidia y fácil de aplicar, ya que a esta clase de animales no se les puede tener encerrados individualmente ni por partidas en varias cabezas por tiempo indefinido para administrarles el tratamiento, sea por vía bucal o inyectable.

4ª El tratamiento puede ser bien por medio de vacuna, aplicable en una dosis -cualquiera que sea su cantidad-, cuando la retenga, un año -todo lo más, dos-, con una duración mímina de inmunidad de dos a tres años, según se aplique la vacuna de añojo o de eral, a fin de que perduren los efectos de aquella cuando a la res le llegue la época de ser lidiada. De ser el tratamiento eficaz cuando la res cuente con cuatro años, o sea meses antes de su lidia, sería preferible su aplicación por vía bucal y que pudiese ser administrado el medicamento mezclado con el pienso, siempre y cuando el sabor no sea muy desagradable, pues tiene que injerirlo por propia voluntad, y el toro advierte en seguida elementos extraños en la alimentación.

5ª Los trabajos se presentarían escritos a máquina y a dos espacios en la Secretaría del Subgrupo de Criadores de Toros de Lidia del SIndicato Nacional de Ganadería, calle de las Huertas, 26, Madrid, durante los días hábiles y a las horas de oficina, dejando su extensión a criterio de los autores.

Dichos trabajos, que podrán contener gráficos, esquemas, fotografías, etc, se irán catalogando para su estudio por la Junta encargada de dictaminar y fallar el Concurso, no pudiendo los cincursantes retirar los originales mientras aquél no quede resuelto.

6ª La Junta para fallar los trabajos estará compuesta: por el jefe nacional del Sindicato de Ganadería, que la presidirá, por el jefe del Subgrupo y los presidentes de las zonas del mismo, o ganaderos en aquéllos deleguen; formará parte también de este Tribunal el inspector veterinario de este Sindicato Nacional y in funcionario del mismo, que actuará como secretario. No obstante, si el Jurado estimara necesario algún otro asesoramiento, podría solicitarlo de los técnicos que considere necesarios y un aficionado de cada una de las regiones.

7ª La Junta o Jurado decidirá y ordenará las pruebas de los diferentes métodos que se presenten y que a su juicio puedan ser eficaces, teniendo derecho a interesar de los concursantes todas aquellas preguntas, consultas o aclaraciones que estimen pertinentes, para el mejor logro y resultado del Concurso.

8ª La propiedad del trabajo premiado corresponderá íntegramente al Sindicato, quien podrá publicarlo si lo considerase necesario. Asimismo, si creyese conveniente publicar más de un trabajo, los autores no premiados no podrán oponerse a ello, siempre que reciban una remuneración de 5.000 pesetas por la propiedad de dichos trabajos.

9ª Los concursantes, por el solo hecho de presentar sus trabajos, se entiende que dan su conformidad sin reserva a todas estas bases.

10ª Los trabajos irán en un sobre cerrado, que osentarán un lema para que puedan ser distinguidos. En sobre aparte, también cerrado, figurará exteriormente el mismo lema y en su interior el nombre del autor».

Lo que sí está claro es que este Premio no obtuvo el éxito esperado, pues siguen produciéndose la caída de los toros. Tampoco sabemos si alguien se llevó el premio de las 60.000 pesetas.