ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Lo de Fernando Jaúregui es de traca

En la España de la mediocridad profesional hay profesionales mediocres por doquier y con una suerte loca en la vida. Y para nuestra desgracia eso ocurre en todos los ámbitos profesionales de la sociedad, sobre todo en el periodismo. Uno de esos mediocres, nada independientes y que nunca dicen nada a derechas es Fernando Jaúregui.

Nos encontramos hoy con un artículo de Fernando Jaúregui en ‘Europa Press’ que nos llama la atención por su sorprendente título simplemente por ser Jaúregui el autor del mismo: “No me vengan ahora con Franco, por favor…” Lo primero que nos viene a la cabeza tras leer el titular es “de dónde se habrá caído este”. Pero no, estábamos equivocados porque Jaúregui se dedica, una vez más, a hacer de vocero, aunque esta vez pretenda disimularlo.

Mientras se pregunta, sorprendentemente, por los motivos por los que el PSOE vuelve a meter a Franco en campaña electoral, aprovecha que el Pisuerga pasa por Valladolid para atacar al general Franco con palabras, además, bastante gruesas y para culparle también, no por lo que ha pasado antes, sino por lo que pasa ahora.

Y ya nos extrañaba muy mucho que Jaúregui fuera a hacer algún ejercicio de imparcialidad y de independencia, no lo ha hecho nunca y ya no lo hará en la vida puesto que los años pasan y por él ya han pasado muchos. Y resulta conmovedor leer unos argumentos tan infantiles escritos por una persona tan entrada en años, da hasta pena. Ahora es cuando ya tenemos claro que tampoco le llegará la madurez, es demasiado tarde.

Hacer un ejercicio tan ridículo y culpar a Franco de lo que sucede en Cataluña y Vascongadas con respecto a sus sentimientos con respecto a España es tomarnos a todos los que no somos de esas regiones de España por tontos. Porque fue precisamente Franco quien más ayudó a Cataluña y Vascongadas realizando infinidad de inversiones en esas regiones. Debido a eso, las familias del resto de las regiones de España tuvieron que emigrar allí en busca de nuevas oportunidades y de trabajo.

¿Y ahora nos cuenta Jaúregui este tipo de batallas? ¿Qué pasa? ¿No lo vivió o tampoco se enteró como le pasa ahora? Es difícil esperar algo bueno de alguien que con los años solo envejece pero es incapaz de encontrar la sensatez, la madurez y la valentía de ser independiente. Qué triste ser toda la vida así, Jaúregui.

Enlace directo al artículo de Fernando Jaúregui

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL