embusteros
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

SI HACES CLIC EN ESTE ENLACE PODRÁS RECIBIR NUESTRAS PUBLICACIONES POR WHATS APP ENVIANDO LA PALABRA “ALTA”

Lo del día 24 de octubre de 2019 en Cuelgamuros y Mingorrubio, en la exhumación de los restos de Francisco Franco, ha sido una repugnante teatralización de lo que hoy es el socialismo español. Sé que no todos los socialistas son como Zapa-bis y sus mariachis, pero hay un refrán que dice que “tanto peca el que mata la vaca, como el que agarra la pata”. Y ateniéndome a la filosofía de ese refrán extiendo mi significativo título a todos los ministros que componen ese gobierno en funciones -que no funciona ni sabe lo que hace- pero que está causando a España un daño irreparable.

Prometieron (como tantísimas cosas que han prometido y no han cumplido) que habría discreción durante todo el acto de la exhumación. Mentira. Que no habría cámaras. Mentira. Que no habría periodistas. Mentira pues los hubo nacionales y extranjeros en gran número. Que respetarían a la familia de Franco. Mentira porque hubo un sinnúmero de órdenes, prohibiciones y humillaciones a todos ellos. Les quitaron los teléfonos móviles. Les dijeron cuántos y cómo deberían estar. No le permitieron poner sobre el féretro la bandera de España. Sólo le dieron un minuto al Prior del Valle de los Caídos para rezar un responso.

Pero ellos, los muy granujas, sí aprovecharon el día espléndidamente porque sin pudor alguno tuvieron a TVE1 (comandada por la anciana y retorcida Rosa María Mateo) un montón de horas al servicio electoral de su jefe (¿Se habrá enterado la Junta Electoral Central?). Y siguiendo su irrenunciable línea de embustes, este carroñero, cateto, embustero y plagiador dijo que se había dado “un paso más para la reconciliación”, dando a entender (creo yo) que tenía la puerta abierta para más profanaciones o lo que tenga en su trastornada cabeza.

Y eso que hace pocos días afirmaba algo así como que con este acto se completaba la democracia en España. ¿Se puede ser más embustero? ¿Se puede ser peor persona? ¿Se puede ser más indeseable?

Yo creo que la gente lo ha calado bastante bien y confío que en estas elecciones lo manden a paseo.