Lo de Sánchez y el PSOE es de traca

Desconocemos de quién habrá sido la estrambótica idea pero lo que está claro es que, sea de quien sea, es uno de esos grandes pelotas sin ninguna vergüenza por serlo que tanto abundan en el panorama político español.

Y es que la idea que se le ha ocurrido a ese gran pelota, que seguro que es un estrecho colaborador de Sánchez, va a conseguir que el ego de Sánchez, que ya era grande, aumenta más todavía, hasta el infinito y más allá. Porque la cosa tiene su “aquel”, se trata de que los simpatizantes del PSOE envíen al partido algún “selfie” que se hayan hecho con Pedro Sánchez.

Es decir, el PSOE plantea una campaña electoral que le vaya que ni pintada a su candidato. Y como Sánchez no sabe de casi nada y quiere hablar de menos, la campaña planteada es explotar la imagen de Sánchez y como Sánchez se gusta mucho, demasiado, va a estar encantado de la vida.

Ahora que no les pidan que Sánchez trate de temas de los que verdaderamente importan en España, no, eso no. No les pidan que Pedro Sánchez explique lo que piensa hacer con la economía, ante la que se nos avecina, ni con el empleo, ya que lo único que ha hecho hasta ahora es destruirlo. Que Sánchez nos muestre fotos en las que él aparezca, que es con lo que realmente se siente cómodo.

Que Sánchez explote todavía un poco más su vanidad, por si él ya no lo hiciera de una forma exagerada y hasta enfermiza. Porque, para ser sinceros, eso es lo único que puede ofrecer Sánchez a los españoles: su careto que es más duro que el cemento armado.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL