ley
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Siempre se ha dicho que la mayoría de los animales, por ser más astutos y fuertes se meriendan a los más inocentes y débiles, por muy cruel que nos parezca, forma parte de las leyes que rigen la selva y así lo tenemos que aceptar. Pero que en la especie humana ocurra algo similar, después de milenios de progreso, resulta triste y decepcionante. Se supone que ya deberíamos haber instaurado nuevas leyes lo suficientemente claras y seguras para que todas las personas viviésemos protegidas y amparadas por igual, en esta nueva jungla que llamamos progreso moderno.

Sin embargo, no es así en su justa medida y comprensión para el ser humano, puesto que la ley de la selva no tiene raciocinio. El imperio de la ley del más fuerte, es para la selva, no donde, se supone, que esta ley echa por hombres para hombres -y mujeres, que todo hay que decirlo- deberían ser de distintas reflexiones para que ese código justiciero sea lo más objetivo para medir sentencia.

Poco a poco estamos conociendo las sentencias a los reos, a los políticos presos catalanes que por rebelión, sedición y prevaricación el tribunal supremo de España ha estado deliberando con todas las leyes que había para estos delitos por los que se les juzgan. No soy quién para calificar lo juzgado, pero como hombre que aún tengo raciocinio, y creo considerar lo acontecido por estos personajes encarcelados me atrevo en decir lo que dice en el ABC de hoy día 14 Ignacio Camacho: ”El concepto de rebelión reclama una solución urgente al conflicto entre su consenso semántico y su encaje jurídico”. Si el Supremo lo ha incardinado en el tipo legal de sedición es porque el de rebelión, tal como está redactado, exige el requisito concurrente de una violencia que los miembros del Tribunal no están seguros de poder encajar en el relato de hechos probados.

Hablar de la ley del talión donde la biblia lo denomina, ojo por ojo y diente por diente, está pasada de moda, pero en estos momentos no estaría nada mal y sería de urgencia el encaje jurídico en el significado, en separar muy bien la sedición y rebelión para la gente de la calle.

Y ahora viene el castigo, que me supongo que será el mismo que el tráfico de influencias del periodismo nos están dando estos dos últimos días sobre la sentencia a estos políticos presos, adelantándose al Juez Marchena en la “sentencia real” de los juzgados por   rebelión, seducción y prevaricación. La sedición le ha ganado a la rebelión, esto ha hecho que las medidas carcelarias en años, sean menos, como he dicho antes, la ley debe ser más exigentes en los términos semánticos. No sé si podrán solicitar otro tipo de cárcel estos presos políticos catalanes, si es así, yo les plantearía ir a la Cárcel “palacio” de Archidona que me figuro será más placentera que la catalana, que como dice muy bien la palabra “palacio”, es un hotel de cinco o seis estrellas. Yo, al verla he quedado maravillado tanto en las estancias acomodadas, las comidas y los salones de recreo que tiene esta cárcel malagueña.

Bien es verdad que, entre paisanos, presupongo, estarán estos presos sobresalientemente tratados y ajustados al trato personal. No siempre lo legal es justo, y no siempre lo justo es legal, (Anónimo).

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL