Cristina Fallarás desolada
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Comportamiento infantil y muy propio de mediocres

Si ustedes quieren ver a un tonto riéndose no tienen más que poner al tonto un vídeo de esos en el que, como si fuera en bucle, aparece alguien cayéndose o golpeándose con algo. Pero si además de tonto es un pobre mediocre entonces, además de ver a un tonto riéndose verán como a ese tonto se le saltan hasta las lágrimas de la carcajada.

En España tenemos, para nuestra desgracia, a muchos tontos y a muchos mediocres que son los que se han puesto en la mañana de hoy a hacer gracietas y chistes malos a costa del paracaidista del ejército que se golpeó contra una farola cuando estaba a punto de tomar tierra, es decir contra una persona que ha cometido un error y ha tenido un accidente por hacer algo.

Y eso es algo que no pasará nunca a toda esta gente que se reía, no tendrán nunca un accidente haciendo algo porque ni hacen nada, ni saben hacer la O con un canuto. Una de las del cachondeíto ha sido, cómo no, Cristina Fallarás. Como verán, Cristina Fallarás es el perfil adecuado para hacerse unas risas a costa del accidente de otra persona: es tonta, es mediocre, no pone ni “el huevo” y, además, el único deporte de riesgo que practica es el del levantamiento de vaso con agua de misterio.

Y, aunque hay que reconocer que esto último se le da muy bien, cumple en los demás casos con el perfil adecuado de tonta a las tres que se ríe de estas cosas. El típico personaje que ni hace, ni se le espera que haga y que, además, vive muy bien sin hacerlo. Otra inútil a la que nunca le pasará nada porque no hace nada. Su mediocridad se lo impide, pero su cerebro provoca que hasta para levantar el vaso se lo tenga que pensar diez veces.