ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Vergonzoso

Las imágenes que nos está dejando Cataluña en las últimas fechas son en su mayoría duras, vergonzosas e indignantes. Pero lo que hemos visto hoy circular por redes sociales ya no tiene nombre, no encontramos calificativo que pueda describir exactamente lo que nos provoca ver a los bomberos saludarse con los CDR que están provocando incendios en Cataluña.

Que en lugar de cumplir con su labor, que es apagar un incendio, se dediquen al saludo con quien coinciden en ideología es de una irresponsabilidad tan grande que les debería costar el puesto que ocupan, estamos seguros que hay mucha gente tan preparada como ellos y que haría su trabajo de mejor forma.

Al final, en Cataluña nos estamos encontrando en muchos casos que quien debería luchar contra el delincuente o el delito, no es más que un vergonzoso aliado de quien provoca el delito. Una situación que está provocando, además, que las fuerzas enviadas a Cataluña por parte de la Policía Nacional tengan que redoblar sus esfuerzos ante la falta de colaboración de muchos que deberían ayudarles en lugar de entorpecer sus acciones y aplaudir a los delincuentes.

Parece que el separatismo catalán se ha tomado una especie de droga de la irracionalidad de la que va a ser casi imposible que se cure. Pero el problema de ello es que las consecuencias de esas drogas no las pagan todos ellos, las pagamos todos. Un asco todo.