ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Lo que hay que ver

La verdad es que uno ve casi de todo a través de las redes sociales pero, aún así, no consigue acostumbrarse nunca a las barbaridades de vídeos que algunos graban y difunden. Una usuario ha difundido a través de su cuenta de Twitter un vídeo en el que se graba una escena que parece de una película de ciencia ficción por su surrealismo.

Dos hombres musulmanes, no acertamos a distinguir su nacionalidad, tienen un bebé en brazos y así, como quien no quiere la cosa, cogen un revolver y se ponen a disparar al aire asustando al bebé, como es lógico, mientras ellos ríen por su gran hazaña. Debe ser que los muchachos no tienen otra forma de divertirse y no encuentran mejor juego que disparar un arma con ese bebé en sus brazos.

Pero no queda la cosa solo en eso. Tras disparar el revolver, estos anormales ponen el cañón del revolver en la boca del bebé. Suponemos que el cañón estaría abrasando justo después de ser disparado. Y oye, que ellos no solo se quedan tan anchos, es que incluso se ríen.

Esta debe ser otra de sus famosas costumbres. Esas que quieren que traigamos inmediatamente a Europa. Esas de gente que parece que está todavía por civilizar. Gentuza.