Adrián

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia ha absuelto a los tres tuiteros que fueron acusados por desear la muerte de Adrián, el niño de 8 años enfermo de cáncer que quería ser torero. Según parece en este país puedes desear la muerte de un niño enfermo de cáncer por no estar de acuerdo con sus aficiones, ¡y no pasa nada!

Según informa El Mundo, «El primero de los acusados, M.O.C., se quejaba en su cuenta de Twitter del gasto “innecesario” que conllevaba la recuperación del menor, cuya vida, según decía, le importaba “dos cojones”, porque probablemente ya estaba “siendo tratado en la sanidad pública” con su dinero. La segunda, A.E.O., en un mensaje privado de su perfil de Facebook, deseaba directamente la muerte de “un niño enfermo que quiere curarse para matar a hervíboros inocentes y sanos que también quieren vivir”. Por último, B.E.S.L., criticaba a los internautas que apoyaban a “un niño que prefiere matar a un animal” y le deseaba también la muerte».

Así está España, un país donde unos (normalmente la izquierda) pueden decir lo que quieran, para ellos hay patente de corso, se les reconoce la libertad de expresión, y donde otros tenemos que cuidar nuestras palabras, vaya a ser que nos denuncien por cualquier tontería.

El caso es que de ha abierto la veda, a partir de ahora los insultos por parte de la izquierda se harán más frecuentes, más fuertes y más agresivos, porque se sentirán amparados por los tribunales de Justicia. Penoso.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL