ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Los medios que persiguen a los políticos de Vox

Desde el primer momento en el que Vox empezó a coger cierta notoriedad nos dimos cuenta de que el trato que iba a recibir de los medios de comunicación no iba a ser el mismo que el que reciben otras formaciones políticas. Mientras partidos de extrema izquierda, comunistas, herederos directos del chavismo venezolano, como Podemos, no recibían calificativo alguno, Vox sí. Vox era un partido ultra, de la extrema derecha e incluso se les ha llegado a calificar como nazis, dejando bien claro que ni siquiera los medios de comunicación se tomaban la molestia de enterarse de dónde proviene el nazismo, que es de la izquierda.

Pero no solo han llegado al extremo de la persecución con el partido en sí, también lo han hecho con los líderes de ese partido demostrando una clara intención de persecución, más que de información. Y esa “labor” se ha realizado no solo desde los medios que podríamos considerar de izquierdas, también se ha realizado desde los que se podrían considerar medios de derechas o de centro, demostrando que por desgracia todos ellos están en lo mismo, en la manipulación.

Y han llegado hasta tal punto que se ha llegado a publicar la dirección exacta donde viven alguno de los líderes de ese partido sin importarles los problemas de seguridad que una información como esa les podría acarrear. Ese es el caso de Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros. Debido a ello, Rocío Monasterio publicaba un tuit este pasado fin de semana denunciando esa circunstancia.

Hoy mi hija más pequeña me ha preguntado, “Mamá ¿por qué tiene que venir un señor con pistola con nosotros al cole? ¿Por qué ya no puedo salir delante de casa en patinete?” Pues porque periódicos como @elmundoes, @elpais_espana, @elconfidencial,publican fotos de dónde vivimos…

Y un hecho como este, que resulta de una irresponsabilidad absoluta, importará bastante poco en esos medios ya que lo seguirán haciendo. Vivimos instalados en la dictadura del pensamiento único y no habrá tregua con quien difiera de ese pensamiento. Contra esa gente que difiera de ese pensamiento valdrá todo y no importará las consecuencias de esa gran irresponsabilidad. De vergüenza…