Progresismo sostenible ecológico Falcon

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Los progresistas

Entre las limitaciones de Pedro Sánchez, que son muchas excepto su ilimitada vanidad, está, también, la limitación en el lenguaje. Si a Sánchez le sacas de progresismo, sostenible, ecológico o feminista, ya se le derrite el cerebro. Lo único que sabe decir es que es “el presidente” y que le pongan el Falcon a su disposición para ir al Mercadona.

Pero ojo, muy limitado, muy limitado, pero es el Presidente del Gobierno y Secretario General de su partido con lo que, o pensamos que los limitados somos los españoles y especialmente los militantes de su partido, o convendrán conmigo que en este país con vanidad y ansia por el poder sin escrúpulos se llega a cualquier sitio.

En el día de ayer Sánchez presentaba ante sus fieles palmeros ese programa que bajo el lema “Por un Gobierno Progresista” pareció más un acto de campaña electoral que de otra cosa. Y ya no se sabe muy bien que responderá Podemos. Porque en Podemos son comunistas, pero no tontos, y tienen tantas ansias de poder como Sánchez, además de ser conscientes del peligro que para ellos suponen unas nuevas elecciones.

El caso es que las elecciones generales se celebraron el 28 de abril de 2019 y, aunque parezca mentira, todavía no sabemos si vamos a tener en el gobierno a un nuevo Frente Popular o vamos a tener una nueva cita con las urnas. Pero, sea como fuere, el hecho es que el favorito en esas nuevas elecciones sería otra vez Pedro Sánchez quien, según todas las encuestas, volvería a ganar e incluso conseguiría más diputados si cabe.

Pero con una salvedad, tampoco los suficientes como para formar gobierno en solitario quedando pendiente de los resultados de sus hipotéticos socios, etarras incluidos. Parece que a los españoles nos gustan las emociones fuertes y dispararnos cada cierto tiempo en la pierna porque no se entiende que alguien como Pedro Sánchez pueda liderar un partido y menos un país.

De momento los datos económicos y de paro andan desbocados. Los separatistas y proletarias haciendo lo que les da la gana y las previsiones no son nada halagüeñas, pero no pasa nada, lo importante es ser progresista, feminista, ecológico, sostenible… o por lo menos parecerlo.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL