ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Este hombre o es muy desvergonzado o muy tonto

Hoy se cumplen 30 años del asesinato de la fiscal Carmen Tagle a manos de ETA. A primera hora de la tarde del 12 de septiembre de 1989, los etarras Henri Parot y Jacques Esnal, con información suministrada por Francisco Múgica Garmendia, alias Pakito, acribillaron a tiros a través de la ventana de su vehículo a Carmen Tagle González, fiscal de la Audiencia Nacional.

La fiscal Tagle desempeñaba fundamentalmente la acusación pública en sumarios sobre atentados de la banda terrorista ETA en la Audiencia Nacional. De hecho, y tal como declaró Parot ante la Guardia Civil, la decisión de asesinar a Carmen Tagle estuvo directamente relacionada con el interrogatorio en Francia de José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias Josu Ternera, y Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros.

Ese mismo días, 6 horas más tarde del asesinato de Carmen Tagle, ETA asesinaba en Bilbao al pescadero Luis Reina Mesonero mediante un paquete-bomba remitido a su nombre. Faltaban pocos minutos para las nueve de la noche cuando Luis entró en el portal de su domicilio, en la calle Fica, y recogió un paquete del buzón. Debido a que había sufrido una embolia meses antes, que le había dejado secuelas en la vista y el oído, Luis se acercó el paquete a la cara para poder verlo mejor, momento en el que la bomba explotó. La deflagración le provocó graves heridas en el cráneo y el tórax. El artefacto contenía entre 150 y 200 gramos de explosivo y la explosión provocó también algunos destrozos en el portal.

El asesinato de Luis Reina se debió a un error de la banda asesina ETA. Su situación familiar, su estado de salud y la falta de motivaciones claras hicieron que la Policía barajase desde el primer momento la hipótesis de que se tratara de un error. En medio de la confusión, y como había hecho en otras ocasiones, el entorno proetarra intentó desviar la atención culpando a grupos de extrema derecha del atentado. De esta forma, pocas horas después del asesinato, el dirigente de Herri Batasuna, Jon Idígoras, señaló que Luis Reina era simpatizante de la coalición proetarra y que HB colaboraría en la organización del funeral. La familia desmintió inmediatamente que existiese ninguna vinculación de Luis con los proetarras, por lo que HB tuvo que aclarar que la víctima no tenía ninguna relación con ellos.

Hoy, 30 años más tarde de aquellos asesinatos, Pedro Sánchez tiene la absoluta falta de vergüenza de recordar a Carmen Tagle a través de su cuenta de Twitter después de llegar a un vergonzoso pacto para gobernar Navarra con el apoyo de los proetarras de Bildu. Y no solo eso, recuerda a Carmen Tagle, fiscal de la Audiencia Nacional, pero obvia por completo el asesinato de Luis Reina Mesonero, asesinado 6 horas más tarde que Tagle.

Debe ser que prefiere que la gente no hable de la asquerosa excusa que puso Herri Batasuna, ahora Bildu, diciendo que Luis Reina había sido asesinado por ser militante de HB utilizando al asesinado, que no podía contestar, para justificar lo que después los asquerosos colegas de HB justificaron con un simple “equivocación y error irreparables“. Esos mismos con los que ahora Pedro Sánchez, PRESIDENTE DEL GOBIERNO, se da palmadas en la espalda.

Ni Carmen Tagle ni Luis Reina Mesonero merecen que su memoria sea ensuciada por un presidente traidor como Pedro Sánchez. O Sánchez no tiene un ápice de vergüenza o es demasiado tonto. No hace nada ni medio bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here