Pedro Sánchez ridículo Twitter
Pedro Sánchez

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Un auténtico abrazafarolas

A Pedro Sánchez le da igual ocho que ochenta, que en Cataluña se aleccione en el separatismo hasta en las aulas o que los catalanes no separatistas sean perseguidos y marcados como si fueran judíos en la Alemania nazi. Este con tal de tener el Falcon en la puerta de casa para que le lleve a un concierto o a una boda y con proclamarse como “el presidente” a todas horas bien más que suficiente.

Como ya sabrán, en el día de hoy se celebra en Cataluña la festividad de la Diada. Y esa festividad se ha convertido, desde hace muchos años, en la festividad de solo una parte de Cataluña, la de los separatistas porque los no separatistas son excluidos, expulsados y no se les quiere ni ver por las celebraciones. Por tanto, la Diada se ha convertido en una fiesta excluyente, partidista y sectaria.

Pero eso a Sánchez le da igual. A él lo que le importa es ir de bienqueda con los que celebran esa fiesta porque son los que le apoyan para que él siga en el gobierno, para q1ue siga siendo presidente. El patético Sánchez es presidente gracias a los separatistas, a los proetarras y a los comunistas, debe ser todo un “honor” para él.

Y como vive en el descaro desde que nació, felicita la Diada desde su cuenta de Twitter como si en Cataluña no pasara nada. Como si todo fuera paz, armonía y buen rollismo porque cree que haciéndolo de esa manera nadie se va a dar cuenta de lo que realmente sucede en esa celebración. Nos toma por tontos por enésima vez y seguro que no sería la última.

Y encima lo hace tan “pichi”. Que si “catalanes”, que si “catalanas”, que si “convivencia”… pero en realidad a este le da todo igual. Lo único que quiere es perpetuarse en el poder y si para eso le tiene que hacer hasta una felación al separatismo, no lo duden, se la hará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here