ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Injustos ataques contra Plácido Domingo

Está claro que al feminazismo y al progrerío patrio es muy fácil incendiarlo: con poner a unas cuantas mujeres amparadas por el anonimato diciendo haber sido acosadas por un personaje famoso, para ellos es suficiente, el hombre famoso es culpable y víctima de insultos sin límite. Es condenado de entrada sin ni siquiera tener la opción de poder hablar para defenderse y, por descontado, sin presunción alguna de inocencia posible.

Sin saber nada, sin escuchar al acusado y sin ni siquiera haber estado allí, es mucho mas creíble para ellos lo que digan las “anónimas” que lo que diga el famoso de turno, en este caso Plácido Domingo. Es más, incluso se le ha llamado de oro: “machista”, “baboso”, “acosador”, “violador”… y mil cosas más.

Pero aún así han sido varias las personas que han salido en su defensa, algo que también ha hecho Norma Duval en una entrevista realizada en el programa “Viva la vida” de Telecinco. Duval ha hablado bastante claro de este asunto y ha defendido a Plácido Domingo a capa y espada a quien considera, además, su amigo.

Comenzó su defensa diciendo que Plácido Domingo “es un autentico caballero, un señor” y añadió que “debería denunciar él“. Para continuar expuso algo muy lógico y en lo que todos estamos de acuerdo: “Yo no veo justo que después de cuarenta años aparezca gente anónima y digan que han abusado de ellas, si no fue una relación consentida, pues haber denunciado“. Y reconoció haber hablado con Plácido Domingo de quien dijo que lo estaba “pasando muy mal“.

Además, la exvedette quiso compartir su experiencia con el público y relató sufrió durante su carrera profesional, explicando que ella reaccionó dándole “una hostia” a su acosador, al que posteriormente denunció. “Si has tenido un día de acoso, tienes que denunciar“.

Más claro imposible. Eso es exactamente lo que hay que hacer si se sufre acoso y no esperar 40 años a hacerlo cuando no tienes nada que perder o que ganar a nivel laboral y mucho menos haciéndolo de manera anónima. Da la sensación que lo que está sufriendo Plácido Domingo es consecuencia de la envidia y del afán de protagonismo de muchas que ahora van de dignas por la vida.