Santo Domingo

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

De vez en cuando me doy un garbeo por Santo Domingo. Recuerdo a mis queridos padres llevarme al conocido lugar de nuestra sierra cordobesa visitando el convento de Santo Domingo de Escala Coeli. Sus alrededores, un maravilloso lugar para celebrar peroles. Donde se disfrutaba de un venero de agua transparente que el olor de los mastrantos y el romero de aquel lugar, se mezclaba su aroma con el agua de aquel manantial cuando la saboreabas. El entorno de aquel lugar los domingos se llenaba de abuelos, padres con sus hijos en el célebre perol cordobés. Por cierto, poco a poco se ha ido perdiendo a través del paso de los años.

Me ha sugerido la nomenclatura del título por una indicación donde explica y garabatea la dirección de VOX con el registro en el Congreso de los Diputados una iniciativa para la derogación de la memoria histórica. Argumentando que esto es “un atentado contra la libertad”, atentado contra la libertad política. “De pensamiento y de catedra” “Vox ha tachado esta ley de “liberticida” y ha recriminado que su objetivo sea “imponer” y sancionar “a quienes no suscriban la visión nacional del PSOE”, dividiendo a los ciudadanos entre “buenos y malos”. “Esta ley promueve la división y el odio entre los españoles”, Como así mismo, poner un muro en las fronteras de Melilla y Ceuta.

Con estas sugerencias, además de su ideología patriótica no es solo lo que proclama este partido, es el sentir de muchos españoles cuyo sentido patriótico se ve en las manifestaciones abultadas de manifestantes que llenan los recintos cuando este partido da viva voz en sus discursos. Por ello, el portavoz parlamentario de Vox ha señalado que ante las “muchas injusticias” cometidas con el cambio de nombres de calles y la retirada de monumentos de toda España a cuenta de la Ley de Memoria Histórica, desde su formación pedirán expresamente que “se reviertan” los últimos cambios de nombres del callejero en muchas ciudades.

Más claro agüita del venero de Santo Domingo. “Vox ha rechazado condenar el franquismo. “Vox no condena el bienio progresista, ni el turno pacífico de los partidos de Sagasta y Cánovas del Castillo, ni la revolución de 1934, ni la del 31, ni la Guerra Civil ni el franquismo”, ha dicho Espinosa de los Monteros. “Esto es materia para los historiadores y nosotros somos firmes partidarios de la libertad y de que cada uno pueda opinar lo que quiera”. (EM)

Joaquín Robles diputado de VOX dice y muchos pensamos lo mismo, que no se puede condenar un periodo histórico es “inadmisible” desde el punto de vista lógico, porque la democracia es “resultado de un proceso de transición del propio régimen, con elementos de continuidad como el Código Penal”. No tiene sentido condenar porque somos herederos. Depende de la opinión personal de cada cual, pero no se puede coger 40 años de historia de España y meterlos en un cubo de basura e imponer una determinada visión. Estoy de acuerdo que la Historia tiene que ser para los especialistas, y ha denunciado que exista una ley como la de Memoria que pretenda “imponer” una determinada orientación política. Las cañerías por donde circula la agüita clara de España no debemos obstruirla, enfangarla aún más: En ella bebemos todos los españoles. Y, como decía mi padre los unos y los otros.