mismos

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Estamos en una encrucijada que todos los caminos tienen las puertas cerradas a cal y canto, con cerraduras cuyas llaves se han tirado al barro de todos los partidos, claro está, unos más que otros han sido los portadores de esas llaves. Todo lo que ha pasado estos últimos meses en España, ha sido demoledor para el ir y venir de la vida cotidiana, incluso todos hemos visto que las claves de todo este galimatías y lamentable situación de tanto bloqueo nos ha dejado grogui de los absurdos viajes que nos han ofrecido las huestes de PSOE y Podemos-léase, Sánchez e Iglesias-. Unos y otros, lo he comprobado in situ en la bonita ciudad de Karlovy Vary de la Bohemia Checa. Allí, me han hecho subir los colores de la cara y un pensamiento de creerme culpable por los asaltos en este ring dialéctico e imaginario que me sometieron mis familiares y amigos de esa bonita y saludable ciudad.

Cuando he llegado a mi ciudad he visto una noticia que no me ha dejado indiferente e improbable que pasara. Se trata de la noticia que Bildu ha presentado, o mejor dicho ha registrado en el parlamento, vetando a PP, Cs y VOX a hacer campaña en toda las provincias vascas en estas próximas elecciones generales que tenemos TODOS los españoles —por ahora— en España, alegando una irrisoria frase que dice que “apenas tiene representación electoral” estos señores de la “Guerra” arguyen con esta argucia repugnante en cuanto a libertad de expresión, por lo visto VOX por boca de Abascal dice: “a mí nunca me impedirán estar en mi patria chica ni a tiros ni a bombas”. Por su parte el PP sigue comentando por enésima vez que Bildu no ha condenado el terrorismo vasco y por su parte Ciudadanos ha dicho: ”que los totalitarias de Bildu se apropien ni un solo palmo porque España es de todos los españoles” ¿y qué dice a esto el Coletas? Nada.

Ahora no se trata de otro nuevo escenario en la vida cotidiana de nuestros días. todas estas declaraciones de las viejas aspiraciones de algunos partidos vascos; me dicen mis amigos checos, milagro sea que no esté de nuevo el artículo 155 de nuestra Constitución esperando sitio en los anaqueles del Congreso de los Diputados, esperando su disciplina para ser otorgada como lo fue en Cataluña. El órdago lanzado por estos nacionalistas podría ser de mayúsculas consideraciones, pudiera pasar lo mismo que en Barcelona. Ya que aquí en las vascongadas, se empezó por Estella y Alsasua donde dio el veredicto el PSOE a Bildu para gobernar Navarra. La suerte está echada, con ello será si no hay milagro alguno que volverán los aberzales o euskaldunes de turno para meter cizaña en estos días que están por venir. El empeño de Bildu para que estos tres partidos constitucionalistas no entren en las vascongadas para hacer campaña de elecciones refleja el miedo latente que otros partidos vayan por la puerta de atrás para hacer valor a sus concentraciones en Euskal Herria. José Luis Sanpedro tiene una frase que se puede adosar a este pergamino en donde dice: “lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes”. In saecula saeculorum. Por los siglos de los siglos.

Me ha llegado en estos momentos que terminaba escribir este mensaje uno que me ha puesto el cuerpo de gallina, donde esta madrugada un activo de la GC varios detenidos por ahora en varias localidades de Cataluña, radicales independentistas, al parecer, estaban preparándose para acometer un atentado. Comentan que los detenidos son secciones de los CDR. Al enterarme de que estos explosivos estaban preparados con material de fácil acceso y compra. Estos materiales explosivos y documentación de todo tipo están investigando la GC. los agentes llevaban tiempo detrás de estos independentistas y por ahora también supuestamente terroristas donde posiblemente pasaran estos detenidos por ahora con la acusación además de terrorismo por tenencia de explosivos y seguramente por sedición y rebelión según sea el grado de la fechoría que iban a ejecutar. Por este motivo he cambiado la nomenclatura del encabezamiento de este escrito por el arriba señalado ya que es más propio y fiel a lo que nos está pasando a la mayoría de los españoles. Los mismos y las mismas: In saecula saeculorum. Uno de mis abuelos era ciego y de vez en cuando me daba lecciones verbales de todo tipo, sentado en su regazo entre estos enunciados había uno que me acuerdo como si fuese ayer cuando me decía: ¡Pepín!, siempre con la vista delante y el paso firme.