A quién votarías en unas elecciones generales
Congreso de los Diputados

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Esto es una auténtica tomadura de pelo

Desde el mismo momento en el que finalice esta legislatura, la verdad es que cada vez son más cortas, los diputados electos en las pasadas elecciones generales del 28 de abril podrán hacer efectiva la indemnización que les corresponde por estos escasos cinco meses de trabajo.

Es curioso que los españoles tengamos que aguantar sus populistas discursos, las historias que nos cuentan cuando pretenden que les votemos, que hablen de igualdad, de derechos y de sandeces por el estilo que, además, no se creen ni ellos, para después enterarnos de las prebendas a las que tienen derecho y que nada tienen que ver con la realidad social ni económica que tiene la gente normal.

Esta indemnización, que corresponde a 46 días de sueldo, oscila entre los 6.000 euros, si son diputados de Madrid, y los más de 7.200 si los diputados son de cualquiera de las restantes provincias de España. Los 46 días corresponden al periodo que media entre la disolución del Congreso y la Jornada de Reflexión.

La mensualidad que cobra un diputado es de 2981,86 euros al mes, por lo tanto, un diputado normal ha cobrado de sueldo en estos cinco meses de “duro trabajo” 14,909,30 euros, casi nada. Es decir que, por cinco meses de trabajo estaría cobrando lo que muchos españoles con un sueldo normal cobran en un año.

A esta indemnización tendrán derecho los diputados que no forman parte de la Comisión Permanente del Congreso.

Habrá mucha gente que piense que ese sueldo no es tan alto y que los políticos deberían cobrar más por su responsabilidad y para evitar que caigan en alguna mala tentación. Podríamos estar de acuerdo pero, en ese caso lo que sobrarían serían cientos de miles de políticos en este país. Entonces sí, entonces los que quedaran podrían cobrar más.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL