Irene Montero

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Hoy el Tribunal Supremo ha decidido sobre la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco. Pasados casi 44 años de su muerte muchos hoy festejan como si hubieran derrocado al dictador. Y entre ellos, como no, Irene Montero, la marquesa de Galapagar que se alegra de que la tumba de Franco deje de ser un homenaje.

Pero claro, cuando se critica a unos y se alaba a otros hay que tener mucho cuidado, pues pueden ponerte en su sitio; como le ha ocurrido a la pareja del macho alfa de Podemos. Decía Irene Montero lo siguiente en Twitter: «Es una buena noticia que la tumba de Franco deje de ser un homenaje. Pero no olvidemos que han tenido que pasar más de 40 años y que aún quedan miles de demócratas en fosas y torturadores con medallas. Debemos seguir caminando para acabar con la impunidad de la dictadura». Demagogia barata en estado puro…

Irene Montero

El caso es que, como decíamos, hay que tener mucho cuidado con lo que se dice, porque cuando criticas a un dictador pero alabas a otro, resulta que a lo mejor no eres tan demócrata. Y el tuitero @AvionPresidEsp se encargaba de ponerla en su sitio, concretamente le decía: «Muy mal eso de los homenajes a dictadores, ¡coincido con usted!»; acompañado de una fotografía de un trino de Irene Montero en el que mostraba su pesar por la muerte de Fidel Castro…

¿Entonces?, ¿en qué quedamos?, ¿hay dictadores buenos y dictadores malos?, ¿hay algunos que han de ser recordados y otros olvidados? Mal, muy mal Irene Montero, porque sus críticas a Francisco Franco no son porque ella sea una demócrata, lo son porque ella es una comunista.