ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Cazados de nuevo

Dice el refrán que se pilla antes a un mentiroso que un cojo pero, en el caso que nos ocupa, lo verdaderamente¡te difícil es encontrar una noticia que no sea falsa en un medio tan manipulador y caza-subvenciones como ‘El País‘.

Y para conseguir algo así no hay que ser ningún lince, solo hay que leer la noticia que publican al completo, en lugar de quedarse en el titular como hace la mayoría de la gente  y casi el 100% cuando se trata de separatistas catalanes. Pues bien, hoy Hermann Tertsch no ha hecho más que eso: ha leído un titular de ‘El País‘ sobre Esperanza Aguirre, ha leído el artículo completo y ha descubierto que ‘El País‘ ha manipulado una noticia y ha mentido una vez más. ¡Oh cielos, me pinchas y no sangro!

El titular de la noticia es el siguiente: “Un exasesor estrecha el cerco sobre Aguirre en el ‘caso Púnica’“. Uno lee ese titular y ya ve a Esperanza Aguirre directamente entre rejas porque oye, eso es lo importante cuando se trata de un político del PP, si es uno del PSOE que haya robado miles de millones con los ERE se coge la juez unas cuantas bajas y punto.

Pero es que una vez entras en el artículo -y ‘El País‘ ya hace “piticlín” porque tiene una visita más- la cosa ya se empieza a desinflar porque en el subtítulo ya dice lo siguiente: “Germán Rasilla afirma que las adjudicaciones de publicidad pasaban por la Consejería de Presidencia y niega irregularidades en su ejecución“. Pero el despiporre ya llega cuando entras en el meollo de la cuestión, cuando lees el artículo en sí y te encuentras con una frase como estas:

  • El exasesor negó que se produjera ninguna irregularidad en la ejecución de los contratos de publicidad, los cuales, sostuvo, fueron correctamente visados por los funcionarios de la Comunidad y sometidos a un doble control, el técnico de la propia consejería y el de la constructora adjudicataria“.
  • El técnico autonómico explicó al juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal y a la Fiscalía Anticorrupción que el sistema de funcionamiento era someter todos los contratos de publicidad e imagen a consideración de la Dirección General de Medios que dirigía Isabel Gallego, persona considerada próxima a la expresidenta Esperanza Aguirre, a quien no llegó a mencionar“.

Entonces uno se pregunta: Si niega que se haya producido irregularidad alguna y, por otro lado, ni siquiera menciona a Esperanza Aguirre, ¿qué cerco es el que estrecha sobre Aguirre? Casi mejor hubiera sido que ‘El País’ -magnífico papel para envolver el pescado- hubiera titulado ese artículo de la siguiente forma: “YA NOS HUBIERA GUSTADO A NOSOTROS QUE Un exasesor estrechaRA el cerco sobre Aguirre en el ‘caso Púnica’, pero oye, nada de nada”.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL