silencio de los corderos

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

He mirado la definición de Juez, y entre algunas de las que he encontrado, para mí la mejor y según mi criterio, es esta: Un Juez es aquel abogado que tiene la máxima autoridad en un tribunal de justicia. Es aquel que luego de un análisis exhaustivo de las ideas y las defensas de cada parte (la demandada y la demandante) tiene la capacidad de juzgar libremente y dar penas o libertades según sea el caso. Bien es verdad que, del dicho al hecho, gran trecho. Y, de esta frase del Quijote de Cervantes, Cervantes el bueno, ya que de mediocres y lazarillos torpes, los hay a montones. Hay una paremia citada en este Quijote que dice: En todas casas cuecen habas; y en la mía, a calderadas (El Quijote II 13).

Cuando escribo me ha sobresaltado una noticia, que, aunque no hay andaluz o español que se precie y no conozca los agotamientos imperecederos que tiene la Jueza Núñez Bolaños, en el Juzgado número 6 de Sevilla y encargada del Caso ERE. No voy a entrar de nuevo, puesto que todo el mundo está al tanto; el silencio de los corderos siguen callados y los chivos expiatorios, creo que, poniéndose el traje a rayas.

Me importa un bledo que esta jueza se secara el doctorado mientras “ralentizaba” este caso, llamado ERE. Me importa un comino que seis fiscales Anticorrupción de Sevilla estallaron el pasado mes de junio y firmaran un informe las «abrumadoras muestras de conductas irregulares. Me deja desconfiado que esta señora jueza esté entre los 5.637 jueces y magistrados en activo en España, donde 2.540 son hombres el 47,3 % y 2.827 mujeres el 52,7 %.

Hay otra consideración, otro apunte, que me importa otro comino la multa de 501 euros —a cuyo estipendio y de cachondeo y de forma graciosa por lo que se ve, se le habrá añadido como complemento el euro— hasta la suspensión o el traslado a otro juzgado o el fin de su carrera judicial: ¡ja, ¡ja! y ¡ja! Nada de estas situaciones ridículas de esta señora Jueza me importan, más me afecta su tardanza, e intriga y maquinación y supuestamente un complot que no atisbo a comprender de estos juicios entramados y estructurados unos con otros de la Junta de Andalucía. Alguien dijo: para que la maldad florezca, solo hace falta que la gente buena no haga nada.

Como español si me importa que llevamos 8 años y nueve meses de la meta de salida de este caso de los ERE y compañía y lo que te rondaré morena mía. El caso de corrupción más grande de España se ha especulado muchas veces y muchas fechas en la solución del fallo en la Audiencia sevillana. Hay otra floritura que dicta Cervantes en su Quijote que le viene a este singular asunto como el anillo al dedo: En todas casas cuecen habas; y en la mía, a calderadas.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL