profesor

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Se hace llamar en Twitter Màrius Montón (imaginamos que ese es su nombre real), se dice Doctor en Informática, profesor asociado en la Universidad Autónoma de Barcelona y el la Universidad Abierta de Cataluña y, además, catalán.  Y a lo mejor ese motivo, el de mostrarse como catalán, es el que le lleva a actuar de esa manera en esa red social, en la que farda de negarse a utilizar el español en sus clases, pese a la petición de uno de sus alumnos.

Esto decía este “profesor” en Twitter: «Primer dia de classe, presentació de l’assignatura. Al final, em ve un noi d’aspecte oriental i en un més que correcte castellà em demana si puc fer les classes en castellà, que el català no l’enten. Li he dit que no canviaria de llengua i que les tutories les fem com vulgui». (Lo que se puede traducir como: Primer día de clase, presentación de la asignatura. Al final, me viene un niño de aspecto oriental y en un más que correcto castellano me pide si puedo hacer las clases en castellano, que el catalán no lo entiende. Le he dicho que no cambiaría de lengua y que las tutorías las hacemos como quiera).

Y este tal Màrius Montón se habrá sentido importante, dejando claro que prevalece el idioma a que un alumno comprenda su clase. Y además busca el aplauso fácil y la notoriedad en Twitter, esperando que los suyos le feliciten y le digan que lo ha hecho muy bien.

Mal profesor es, mal profesor y peor persona, porque una situación así la podría haber gestionado de muchas otras maneras. Pero claro, a lo mejor se está jugando la renovación de su contrato de profesor asociado, y estas cosas, desgraciadamente, cuentan en la universidad catalana. Lo primero que debería haber hecho este señor es no hacer público lo ocurrido y lo segundo haberle dicho al alumno que contestaría a todas sus preguntas en clase en castellano, si así se las hace, no solo en las tutorías.

Y estamos a principio de curso, y en unos meses llegarán los erasmus, que se supone son estudiantes extranjeros que vienen a España a mejorar su castellano. ¡Pues que lo mejoren en las tutorías!, pensará este “profesor”…