Insistencia

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Después del fracaso para formar Gobierno, Pedro Sánchez, con su “manual de insistencia”, tiene como carácter prioritario desenterrar a Franco, en vísperas de la campaña electoral una y otra vez en su “nuevo libro manual de insistencia”, ha insistido en desenterrar a Franco. Es muy posible que lo consiga y que ello lo utilice en el inicio de su campaña electoral vendiendo la moto de que ha acabado con el último símbolo de la dictadura.

El esperpento no puede ser más indecente, que con la que está cayendo, lo prioritario sea desenterrar a Franco, no cabe en cabeza equilibrada y de responsabilidad nada menos que el Jefe del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Ver para creerlo, somos por culpa del manual de insistencia el hazmerreír de las Cancillerías Europeas y del pueblo español, con la excepción de los revanchistas que perdieron la guerra, no sale de su asombro.

El espectáculo circense que provocará la exhumación de Franco, será noticia internacional y Pedro Sánchez, lo utilizará en su campaña electoral.

Que degradación de gobernantes, hasta qué punto de indecencia tenemos que soportar que se han gastados 134 millones en la anterior convocatoria electoral, más una cifra similar o superior en la del 10 de noviembre, más otros 26 millones de euros en sueldos de nuestros representantes, para volver nuevamente a otro gasto similar en las nuevas elecciones, con la guinda de la prioridad de desenterrar a Franco.

Ésta es la España a que nos ha conducido el autor del “Manuel de insistencia”.

También te puede interesar...


Artículo anteriorLos mismos y las mismas: in saecula saeculorum
Artículo siguienteLa “dictadura” de Primo de Rivera (II)
Miguel Bernad
Letrado del Ayuntamiento de Madrid, donde fue asesor del polémico concejal Ángel Matanzo. Miguel Bernad se presentó en las listas del Frente Nacional para las elecciones al Parlamento Europeo de 1987 y de 1989, y fue su secretario general hasta que el partido heredero de Fuerza Nueva se disolvió en 1993. Bernad registró otro partido, Derecha Española.​ En mayo de 1995, Miguel Bernad fundó el sindicato Manos Limpias, con sede en la madrileña calle Quintana. Desde entonces, Manos Limpias está presidido por Francisco Jiménez Luis y su secretario general es el propio Miguel Bernad.