ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Todos nos hemos quedado sorprendidos por la noticia de la desaparición de la exesquidadora, Blanca Fernández Ochoa, más que nada por la forma en la que se ha conocido la noticia dado que ha sido a través de una publicación de un tuit en la cuenta oficial de la Policía Nacional.

Hasta el momento, todos los medios de comunicación publican la misma información sobre la situación actual de Blanca. Al parecer, además de estar atravesando por dificultades económicas, su estado de ánimo tampoco era bueno. Tras la denuncia realizada el pasado jueves por su hija, los investigadores de la Policía habrían estado estudiando su teléfono móvil, ya que no se lo ha llevado consigo, como su ordenador, por el que se sabe que tenía previsto realizar un viaje a Asturias ya que entre sus últimas búsquedas en internet figuran casas rurales de aquella zona.

Pero lo que más preocupa a los investigadores y lo que motiva que hayan calificado esta desaparición como de “alto riesgo” es la falta de movimientos bancarios de Fernández Ochoa desde que se produjo su desaparición. La Policía aporta en su tuit datos sobre el coche que llevaba así como teléfonos de contacto por si alguien pudiera aportar alguna información al respecto.

Esperemos que todo esto se quede en el susto y la preocupación por la que, a buen seguro, están pasando sus familiares y que pronto tengamos buenas noticias de una persona que cada vez que aparecía por televisión insuflaba positividad y optimismo.