ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Como es lógico

De un tiempo a esta parte nos hemos vuelto tan locos en España que hasta las cosas más lógicas y sensatas se discuten, es como que a mucha gente hubiera que demostrarle que es de día a las 12 de la mañana.

Hasta tal punto ese así que durante varias semanas se estuvo debatiendo sobre las donaciones de Amancio Ortega a la Sanidad Española para los tratamientos de una enfermedad tan grave como es el cáncer. La izquierda encabezada por los polemistas puso el grito en el cielo y no solo no agradecieron esas donaciones, las criticaron e incluso insultaron a Ortega tachándole de defraudador de impuestos.

El doctor Pedro Cavadas, el doctor “milagro”, fue preguntado sobre ese asunto en una entrevista concedida a ‘La Sexta’. Cavadas, tras anunciar que esperaba que nadie se sintiera “ofendido” por sus palabras, expresó su opinión sin tapujos y dijo algo que es completamente lógico, lo normal: “Espero que no tenga usted nunca un familiar cuyo tratamiento requiera de esa tecnología porque si lo tuviera, estoy seguro que no diría una tontería de ese calibre“.

Lo de los polemistas con Ortega parece una mezcla de odio visceral con envidia malsana y enfermiza. No pueden soportar el éxito personal de otros viendo siempre delitos, fraude e incluso robo, donde solo hay esfuerzo personal y trabajo. Eso es lo que realmente no soporta la izquierda: que las personas logren éxitos con su esfuerzo personal y su trabajo.

A ellos lo que les gusta de verdad son los limosneros, los mantenidos a base de pequeñas subvenciones para malvivir sin trabajar porque hay tienen el voto garantizado. De los vagos que viven de las limosnas del estado sin dar palo al agua es de donde la izquierda saca sus votos porque o se les vota o no hay limosna. Cuando alguien no los necesita porque gracias a su trabajo tiene todo lo que necesita no tienen nada que hacer, de ahí no tienen nada que sacar.

Parece mentira que en España estas cosas generen debate porque haya gente en contra. Hay cosas que, por muchos años que pasen, no se entenderán nunca.