ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Y parece mentira que lo diga él

Todos ustedes recordarán las primeras intervenciones estelares de Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados. Cada vez que se subía al estrado parecía ir pasado de copas y hablaba en un tono un tanto extraño y diciendo una gran cantidad de sandeces y de barbaridades. Con el paso del tiempo parece haberse moderado un poco en lo de las copas, aunque en lo de las sandeces y las barbaridades sigue siendo el mismo.

Está circulando una foto en las redes sociales en las que aparecen unos militares españoles sentados en una terraza de un bar, tomándose una cerveza y con sus armas reglamentarias en el suelo. Por la foto se deduce que los militares estarían de maniobras y la foto parece estar hecha al final de la jornada de las mismas.

Pero Rufián ahora mismo está en plena campaña electoral y de defensa, no solo de los CDR detenidos y que están siendo investigados por terrorismo, está también en plena campaña personal para quitarse de encima ese cartel de “charnego” que una gran parte del separatismo le ha colocado a lo largo de esta breve legislatura que acaba de finalizar.

Y claro, estos ya son dos motivos para que Rufián intente quedar bien con los suyos. Por lo tanto debe hacer lo que se espera de él para que le voten y para que le vuelvan a acoger en el regazo separatista convirtiéndose de nuevo en uno de los suyos. Pues bien, Rufián ha colgado esa fotografía en su cuenta de Twitter y ha publicado: “Seguro que después de la cerveza el rifle automático pesa menos“.

Ante este tuit tan miserable, propio de una mente desequilibrada, habría que decirle a Rufián que seguro que ni antes ni después de la cerveza les pesaría tanto como a él su lengua cada vez que habla en el Congreso de los Diputados.

1 Comentario

Comments are closed.