ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Lo de esta chica no tiene remedio

La verdad es que uno, cada vez que lee las bobadas que dice Beatriz Talegón se pregunta si lo hará a propósito así, en plan cachondeo, o si realmente no se da cuenta que está diciendo una tontería supina. Lo hace siempre y, si no es por llamar la atención, entonces la cosa se vuelve preocupante porque eso es que está convencida de que lo que dice es cierto.

Tras la lógica decisión del Rey de no volver a proponer un candidato a la presidencia del gobierno -lógica porque el candidato más votado no tiene los suficientes apoyos por parte del Congreso- la Talegón nos da su visión constitucionalista del asunto. Y recordemos que algo de esto debería saber porque se ha dedicado a la política. Aunque solo sea de oídas.

Y va la moza y nos suelta: “La Constitución no prevé que el Rey pueda decidir no proponer a un candidato. Le tocaba proponer a otro hasta acabar los plazos. Intentarlo todo. Pero provocar la convocatoria de elecciones no le compete. Y después meten en la carcel a otros por no cumplir la Constitución“.

Es decir que la Talegón, así como quien dice cualquier cosa, está diciendo que el Rey no está cumpliendo con la Ley cuando toma la decisión de no proponer candidatos. Y va y se queda tan ancha la chica. Pero no solo eso, va y compara esa decisión, completamente legal del Rey, con el comportamiento de los golpistas catalanes presos.

Y para verificar que lo que dice Talegón es una solemne tontería, no hay más que darse una vuelta por la Constitución y leer lo que dice sobre este asunto el Título IV, Artículo 99 en su apartado quinto. Y dice así: “Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso“.

Y, como es lógico, Talegón queda una vez más como una ignorante. Y no solo eso, queda también como una auténtica impresentable al tener la desfachatez de comparar al Rey con unos golpistas. Y es que a esta chica no hay por donde cogerla porque no tiene ni medio dedo de frente. Debe tener la cabeza de adorno o para sujetar el pelo. De lo contrario no se entiende…