El periodista Javier Ruíz es uno de los periodistas más serviles que nos podemos encontrar en el panorama periodístico español. Cuando estaba en ‘Cuatro’, este profesional del peloteo hacía la pelota a quien tocaba, que era Podemos, ahora que está en ‘La SER’ le toca hacer el peloteo al PSOE. Y como Ruíz es muy bien mandado, esto lo hace sin rechistar porque vive gracias a eso y la demostración evidente es lo poco que le cuesta cambiarse de una empresa a otra.

Y en el día de hoy le tocaba entrevistar a Pablo Iglesias. Como el tema de plena actualidad en estos momentos es el posible pacto entre PSOE y Podemos, así como los puntos de esa negociación, Ruíz ha preguntado a Iglesias sobre esos asuntos, pero no como hacía cuando le preguntaba en ‘Cuatro’, ahora lo hace como le mandan en ‘La SER’, es decir, desde la posición socialista haciendo una defensa encarnizada del actual gobierno.

Y como a Iglesias solo le gusta ir a las entrevistas cuando le ponen los balones en bandeja y cuando le hacen “la ola” según entre en el estudio, esto es algo que ha puesto de los nervios a Iglesias quien no ha dudado en lanzar a sus “huestes de Twitter” a atacar a Ruíz por tierra, mar y aire. Es decir, quienes antes le daban palmadas en la espalda a Ruíz, ahora están “de los nervios” contra él.

Ver este tipo de comportamientos nos resulta muy divertido puesto que nosotros disfrutamos viendo a la izquierda zurrarse. Es un placer y un disfrute ver cómo los que antes se hacían carantoñas, ahora se zurran hasta en el cielo de la boca. Pero esto no es algo que sea nuevo, así funciona la izquierda desde siempre. Cuando alguien dice lo que les gusta escuchar le soban el lomo hasta desgastarlo, pero como ose criticarlos, mucho ojito.

Pero eso no significa que Ruíz no sea un pelota y un ‘abrazafarolas’ consumado. Qué pena das, Ruíz, tú de las palabras “periodista independiente” no conoces ni el significado.