héroes
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Hagamos el esfuerzo por un momento, de imaginar a una persona que ha salido de la cárcel tras cumplir la condena de los años a los que le ha condenado el juez por haber violado, abusado o asesinado y que, al regresar a su pueblo, la gente se echara a la calle para recibirlo con aplausos, abrazos, fiesta y música como si de un héroe se tratara. ¿Podemos imaginar tal situación? Es difícil por no decir imposible ¿verdad?

Pues ni es difícil ni hay nada que imaginar, porque es lo que ocurre y seguirá ocurriendo, según las últimas declaraciones del portavoz de Bildu, Arnaldo Otegui, en los pueblos del País Vasco y Navarra, cada vez que salga de la cárcel un terrorista de ETA que no se haya arrepentido, ni haya pedido perdón por las vidas sesgadas, por las familias destrozadas, por el miedo creado a la sociedad vasca y española.

héroes
Las víctimas plantando cara a los verdugos etarras

El nacionalismo vasco, y no me refiero únicamente al nacionalismo radical de izquierdas, a lo largo de este tiempo ha infectado, manipulado y alterado el lenguaje y la realidad de tal manera, que ha llegado a tratar a los criminales como víctimas y héroes de un sistema opresor, y a las víctimas y sus familias como opresores y por consiguiente, enemigos del pueblo.

En lugar de prescindir y excluir de cualquier negociación política al nacionalismo, Pedro Sánchez líder del PSOE, en el País Vasco y Navarra prefiere ir de la mano los que siguen apoyando y homenajeando, como héroes, a los verdugos y dejar de lado a los partidos que apoyan, defienden y homenajean a los auténticos héroes que no son otros que las más de 800 víctimas del terrorismo de ETA.

Estos héroes, los asesinados de ETA, no pueden ni deben quedar en el olvido, como si la violencia etarra fuera historia, de una historia muy lejana en el tiempo. Nuestros jóvenes deben conocer y saber que hay héroes, hombres y mujeres asesinados por ETA y asesinos criminales, verdugos sanguinarios. Hacer borrón y cuenta nueva o equiparar a víctimas y verdugos. Es olvidar el sacrificio de cientos de inocentes.

 

Aitor Miranda es Profesor y Concejal por el PP en el Ayuntamiento de Yécora (Álava).

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL