Jordi Évole Open Arms
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Patético

Jordi Évole se ha vuelto a enfundar su disfraz de giliprogre solidario para intentar ayudar a que el barco de Open Arms con 121 inmigrantes a bordo pueda desembarcar a sus ocupantes en algún puerto europeo. No les vale Arabia Saudí, Marruecos o cualquier otro país con costumbres similares a las de los inmigrantes que viajan a bordo de ese barco. Tiene que ser un puerto de Europa. Hay que pillar las jugosas subvenciones de los gobiernos, ya saben…

Pero hace ya mucho tiempo que tanto a ‘Open Arms’ como a ONG similares a las suyas se les ha visto el plumero. Hace mucho tiempo que nos hemos quitado las vendas de los ojos y que hemos visto que el fin de estos viajes, su único objetivo, no es la solidaridad, sino la economía.

Y eso no solo queda demostrado por las burradas de dinero que reciben en subvenciones, eso también lo demuestran los propios responsables de esas ONG. Responsables como el propio responsable de ‘Open Arms’ cuando hace tan solo unos meses criticaba a la Policía por haber desmontado una organización mafiosa que se dedicaba al tráfico de seres humanos.

Y Oscar Camps, que así es como se llama el responsable de ‘Open Arms’, ni siquiera se ha molestado en borrar ese tuit. Así de descarado se expresaba cuando el Ministerio del Interior anunciaba la desarticulación de esa red que traía inmigrantes hacia las costas españolas.

Y sí, señores, a un personaje que es capaz de decir barbaridades como esa es a quien apoya Jordi Évole. A un personaje que es crítico con la detención de organizaciones mafiosas que trafican con personas es a quien le envía palabras de ánimo y de solidaridad Évole. Y lo hacen de la forma más descarada e intentando sacar la lágrima fácil al personal. No nos creemos nada, Évole. Tanto Camps como tu no engañáis ya a casi nadie.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL