concertada
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

A las muchas equivocaciones a las que nos tiene acostumbrados Pedro Sánchez, para que no perdamos comba, acaba de añadir otra más. Tras el fracaso de su pretendida investidura ha iniciado una ronda de contactos con personalidades y entidades para conseguir de ellas la posibilidad de gobernar en solitario como es su deseo. Recientemente la ha llevado a cabo con el mundo de la enseñanza y ha marginado a sindicatos tan importantes como FSIE y USO, la CONCAPA y a los titulares de centros, de las Escuelas Católicas y CECE, que representan importantes centros de educación de la Enseñanza Concertada.

Ha sido un gesto claro de desprecio a una parte muy importante de la población. Hay más de 3.000 de ellos en toda España, y las familias que llevan a los mismos a sus hijos, ascienden a más cinco millones y medio, que también votan, y el total de los alumnos representa, con los cálculos más bajos dos millones.

La única excepción ha sido la cooperativa UECOE, proclive totalmente al Socialismo, tanto que su presidente, Carlos Sierra, ha admitido que ha invitado a las asociaciones afines.

Pedro Caballero presidente de la CONCAPA, ha dicho que Pedro Sánchez vende que quiere la unidad pero que, en la práctica sólo desea cargarse la Concertada y darle importancia a la pública, olvidándose de docentes, personal administrativo, familias y alumnos.

Por mucho que quiera potenciar la enseñanza pública no podrá conseguirlo jamás, la calidad de ésta está muy lejos de la concertada. Eso se pone de manifiesto todos los años durante los meses de marzo y abril, en el momento de matricular a los niños, cómo sus padres pugnan para que sus hijos vayan a centros concertados, y no ocurre igual con los públicos. Se nos ocurre un mal pensamiento y es que muchos de los concertados están regidos por eclesiásticos y posiblemente sea por ello por lo que no los ha llamado, ya que Pedro huye de todo lo que huela a religión como el diablo del agua bendita.

Otra equivocación para añadir a las muchas que continuamente comete. ¿A qué viene ese desprecio a una parte tan importante de la población?

Pero es que la Enseñanza Concertada está subvencionada con nuestros impuestos al igual que la pública, por lo que no nos explicamos esa inquina contra ella.

¿Tan corto de luces o tan mal asesorado está que no es capaz de comprender que no se debe de orillar así a las personas?

Que no se granjee más enemistades, porque lo errores se pagan y, en algunos casos, con muy alto costo.