Matías Prats
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Díganme si no es ridículo

Te pasas el año trabajando. Madrugas todos los días para no llegar tarde al trabajo. Llega tu jornada laboral de, al menos, ocho horas que, normalmente, resulta ser bastante estresante. Y estresa si tienes la suerte de tener una jornada laboral con horario continuo, para aquellos que tienen jornada partida es estresante la comida e incluso la salida del trabajo porque casi no te queda tiempo para nada.

Llegas a tu casa, cenas, atiendes a tu familia y a eso de las diez de la noche, los más afortunados, o a partir de las once, los menos, pueden, al fin, sentarse a disfrutar de un pequeño rato de ocio. No más de una hora u hora y pico porque al día siguiente comienza la misma rutina, el mismo día que el día anterior y así durante once meses del año.

Es por eso que cuando vemos una noticia como la que relata Matías Prats calificamos a los protagonistas de la misma de “pringados”. ¿Cómo puede ser posible que cuando llega el mes de descanso, de vacaciones, de relax, haya gente que se pueda levantar corriendo para estresarse, también en agosto, solo por colocar una SOMBRILLA EN LA PLAYA?

Pues sí, hay gente para eso y, tal y como relata Matías Prats en la noticia, ese “estrés de agosto” provoca altercados por ver quién ha llegado primero y se pone coloca en primera línea de playa de una playa saturada de gente. Pues a todos los que hagan eso, decirles que sí, que son unos pringados y que merecerían no tener ni un día de vacaciones al cabo del año hasta que no aprendan a disfrutarlas. Y es que hasta para disfrutar del relax de unas vacaciones hay que saber…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL