ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

La vergonzosa alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no se corta ni un pelo haciendo lo que le apetece cuando y como quiere ignorando el puesto de responsabilidad que ocupa y las formas que ese puesto le obligan a mantener.

La cuenta de Twitter de la “Unión de Mossos por la constitución” ha publicado hace unos días un vergonzoso vídeo de cómo pasó Colau la noche del pasado 17 de agosto, el día en el que se cumplía el segundo aniversario de los atentados de Cambrils y Barcelona. La alcaldesa estaba de juerga en un bar, aparentemente pasada de copas, dando saltos y bailando olvidándose del puesto que ocupa y de las formas que como alcaldesa estaría obligada a mantener.

Colau parece empeñada en demostrar, día sí y día también, su absoluta falta de responsabilidad y su ambición política desmedida no cortándose ni un pelo a la hora de hacer lo que la da la real gana. Es decir, quiere las ventajas del puesto pero no las obigaciones. Las evidentes limitaciones de un personaje que no sería válido ni para hacerse cargo de una comunidad de vecinos.

Una mentirosa compulsiva, como muchos otros de su cuerda, que dijo en su momento que nunca entraría en política para poco después hacerlo. Una nulidad y un cero a la izquierda que los barceloneses tienen la desgracia de padecer. Algunos parece que lo hacen por gusto puesto que la votan pero eso será hasta que llegue el día en el que la incapacidad de esta mujer les afecte a ellos directamente. Entonces pasará lo de siempre, que abrirán los ojos pero para ellos ya será demasiado tarde.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL