Elisa Beni Pedro Sánchez Pablo Iglesias

Elisa Beni ha publicado uno de sus artículos más radicales en el panfleto eldiario.es sobre el reciente escándalo de acoso en el que han involucrado al tenor después de 30 años y con denuncias anónimas incluidas.

La verdad es que hay partes de ese artículo con las que estamos de acuerdo. No se entiende una denuncia en la que se mantiene el anonimato, tampoco se entiende que se haga tantos años más tarde y tampoco se entiende que hubieran accedido a ese acoso y que lo denuncien tantos años más tarde, pero después, después lo de siempre cada vez que Beni escribe un artículo: Beni en plan diva y protagonista.

A ella también le ha pasado. Ella ha sido tan sumamente valiente que dijo “no en su momento” y no ha denunciado porque las familias de los supuestos acosadores que ella ha sufrido no tienen culpa de los actos de su familiar acosador. Y lo más fuerte, Beni interpreta el comunicado publicado por Plácido Domingo tras las acusaciones como una asunción de culpa. Beni juzga sin datos y dicta sentencia: “Nessun dorma es paz en el espíritu en la voz de Plácido Domingo aunque Domingo fuera un baboso acosador”.

Y ya está, ella lo ha dicho, palabra de Dios. Porque ella cree por completo a aquellas a las que después dice no entender. A las mismas que denuncian sin dar sus nombres. A las mismas que denuncian algo que habría sucedido hace décadas y a las mismas a las que no les importa las consecuencias que acarreen esas denuncias con la familia de Plácido Domingo.

Lo de siempre en Elisa Beni, contradicción en estado puro. Sí pero no, no pero sí. Me parece mal que se denuncie de esa forma pero, aún así, yo las creo. ¿Y saben por qué? Pues porque en Beni impera sobre todo el sectarismo de no salirse por completo de la línea que tiene marcada en su medio, en su ideología y con sus lectores potenciales. Porque Beni no puede decir simplemente que le parecen extrañas esas denuncias sin decir que, por otro lado, las cree. Porque si pusiera en duda unas denuncias tan sumamente dudosas, es posible que tuviera en contra a su público fiel. Y eso no puede ser. Eso en la cabeza de Beni no cabe. Es más importante la venta de su producto que lo que realmente piense en este caso.

Iba muy bien el artículo de Beni, pero al final se ha salido por la tangente que se espera de ella. De lo contrario, o no se lo hubieran publicado en el panfleto de Escolar, o no habría cumplido las expectativas de los que solo esperan leer de ella lo que quieren leer. Lo de siempre, nada nuevo bajo el sol.

Enlace directo al artículo de Elisa Beni.

1 Comentario

Comments are closed.