ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Resulta que esta vida es tan rara y tan extraña que nos ofrece tremendas sorpresas casi todos los días. Eso es lo que nos ha sucedido con la “Gran Hermana” Ylenia Padilla en el día de hoy. Resulta que hoy hemos descubierto que una mujer como ella, de pocos principios y muchos fines, va por la vida de feminista militante y beligerante llegando incluso al extremo de tragarse la broma de un usuario de Twitter.

Pero el problema en Ylenia Padilla ya no es solo que nos intente colar su “lucha feminista”, el problema es que para atacar al usuario que ha gastado esa broma, @rafaelcerro, se ha referido a su físico, a la fotografía que aparece en su perfil de Twitter diciéndole que está “cascado” por la cara que tiene.

Ahora resulta que la “modosita” Padilla, que se ha hecho famosa en toda España por programas de sesgo tan sumamente cultural como “Gandía Shore”, “Gran Hermano” o “Mujeres, Hombres y Viceversa”,  pretende darnos lecciones a todos. Y no solo lo hace teniendo tras de sí el currículum que tiene, además lo hace insultando y atacando a las personas por su físico. Y lo hace alguien que a su edad ya ha pasado por operaciones de cirugía estética.

Parece mentira que tengamos que aguantar lecciones de feminismo de personajes como Padilla que de lo que menos pueden presumir es de defender la dignidad de la mujer, sus propios actos y su propia biografía la delatan. Y no es que la juzguemos, por nosotros como si se gana la vida jugando a la petanca pero lecciones de una persona como ella, las justas. O mejor ninguna