El vídeo que hemos visto en Twitter en estos días es uno de esos vídeos fundamentales para la famosa memoria histórica. Pero no para esa memoria histórica que la izquierda pretende que nos traguemos sin rechistar. No para esa memoria histórica inventada que oculta y camufla todas las atrocidades cometidas por la izquierda española, especialmente por el PSOE. Para esa memoria histórica de verdad, para la que demuestra que personajes como Santiago Carrillo, que ahora tienen hasta calles con su nombre, no eran más que unos sanguinarios asesinos.

El vídeo se refiera a una entrevista concedida por Santiago Carrillo a un periódico italiano en el año 1975. En esa entrevista Carrillo no solo reconoce estar de acuerdo con la violencia, reconoce, también, haber matado y no arrepentirse de haberlo hecho. Una entrevista en la que Carrillo queda retratado como lo que verdaderamente era, un asesino sanguinario que disfrutaba matando y con la violencia.

Ahora, este personaje ha sido completamente blanqueado por los de la memoria histórica y por sus colegas de ideología pretendiendo que quedara como un santo, que no era, y como un personaje político fundamental de la historia de España. Un asesino, el máximo responsable de la matanza de Paracuellos. Un auténtico represor, un comunista de toda la vida y, sobre todo, un cobarde incapaz de dar la cara y asumir sus terribles e históricas fechorías.

Cuando nos pretenden meter en la cabeza a modo de martillo pilón la inventada memoria histórica que ahora pretenden vendernos desde la izquierda, omiten referencias a personajes como este auténtico miserable que, esperemos, ahora esté pagando en el infierno todas las atrocidades que cometió a lo largo de toda su vida.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL