manteros
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Lo de Gabriel Rufián no tiene nombre, y es que su foto debería aparecer junto a la definición de demagogia. Algo que ha demostrado una vez más, esta vez a cuenta de los manteros, de los que ha hecho una defensa a ultranza. (Nunca pensarás que esta imagen es de Barcelona)

El diputado de ERC ha lanzado un trino en el que decía: «Lo de culpabilizar a los manteros se cura en la calle a 35 grados frente a una manta durante 12 horas al día vendiendo lo único que puedes vender en el único sitio donde lo puedes vender y de la única manera que lo puedes vender para apenas comer lo justo ese día».

Y es verdad, estar de mantero ha de ser muy duro, pero ¿a qué vienen esas palabras del líder separatista? Los manteros, para empezar, están en manos de mafias y esa actividad, además, perjudica de una manera muy grave a muchos comercios legales, que pagan sus impuestos, que generan puestos de trabajo y que por culpta de los manteros se ven obligados a cerrar.

La contestación a Gabriel Rufián le vino de la mano de un tuitero que le dijo: «Lo de olvidarse de los comerciantes que pagan impuestos y cumplen con la ley se cura arriesgando tu dinero en un negocio o trabajando por una nómina cuando de la venta de esos productos vendidos de forma legal depende tu sueldo, demagogo de los cojones!!!».

Mejor no se puede contestar a la demagogia barata de este demagogo llamado Gabriel Rufián…