Macarena Olona tropelías Grande-Marlaska

La noticia que vemos hoy publicada en el diario ‘El Mundo’ es una de esas noticias que tienen mucha miga y de la que nunca se hará eco la cuenta de Twitter de Pedro Sánchez.

Resulta que, tal y como publica este diario, la número dos de la candidatura socialista en el Cabildo de Gran Canaria, Isabel Mena, debía ser la sustituta de Luis Ibarra, el hasta ahora portavoz, asumiendo el puesto de portavoz. Pero el PSOE se ha saltado el puesto de Mena para nombrar como portavoz a Miguel Ángel Pérez del Pino, quien iba inmediatamente detrás de ella en la lista.

Y lo que más “miga” tiene de esta noticia es el principal motivo de esta decisión, negado por la cúpula del partido pero denunciado por las bases: Isabel Mena está embarazada y tendría que coger la baja maternal una vez se produzca el parto. ¡Oh cielos! El partido del feminismo por antonomasia haciendo este tipo de jugarretas a una mujer embarazada. Y son ellos los que van dando lecciones a los demás de feminismo y de respeto a la mujer.

Los malos después son los demás. La “ultraderecha” de Vox y PP, los “fachas” machistas y xenófobos que son el demonio con rabo y cuernos para las mujeres. De ahí el “cachondeo” y el reto lanzado por la Secretaria General de Vox en el Congreso, Macarena Olona: “Y ahora es cuando el PSOE dice que Vox es un partido machista… Por no tener, no tienen ni el valor de decírmelo en persona”.

Y la afirmación de Olona tiene, además, una gran carga de profundidad puesto que Olona tiene un puesto en Vox de gran responsabilidad en el Congreso de los Diputados y, además, está embarazada. Ahora que venga Carmen Calvo con su “no, bonita”, que le vamos a contestar con un “SI, BONITA, SÍ”, así en mayúsculas y en letra negrita.