Buenos comienzos
ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO
ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM
ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Han pasado apenas dos meses desde que tomó posesión el nuevo Ayuntamiento de Córdoba y ya podemos decir sin temor a equivocarnos que los nuevos gobernantes han comenzado bastante bien. Yo, al menos, percibo claramente que el trato con los contribuyentes empieza a dulcificarse, fruto de la intención de los ediles de dar un giro de ciento ochenta grados a la política llevada a cabo durante varios años por un gobierno de izquierdas, distante, prepotente, poco realista y excluyente, tratándonos más como súbditos que como ciudadanos.

Me he alegrado de que ya se haya devuelto a su lugar de siempre (una vitrina en la antesala del alcalde) el crucifijo de marfil de varios siglos de antigüedad que allí estaba desde hace lustros y que, al parecer, estorbaba a los izquierdistas. También me alegra que el callejero vuelva a su ser y que se reciba como corresponde al Sr. Obispo representante de una gran mayoría de cordobeses. Ya -gracias a Dios- han retirado de Plaza de Colón un cartel con una falta garrafal de la que los turistas sacaban fotos.

Espero que pronto vuelvan a poder circular (los vehículos autorizados) de Puerta del Rincón a la Ribera  sin tener que hacer esa innecesaria, carísima, contaminante y perturbadora “U” invertida yendo desde Alfaro, Alfonso XIII, Mármol de Bañuelos, Tendillas y calle Nueva.

Buenos comienzos
Anuncio de la bajada de impuestos

Y me parece muy bien que estén estudiando la bajada de impuestos, el fomento del turismo y se empiecen a limpiar de jaramagos y otras lindezas del Templo Romano. También que se agilicen los millares de licencias paralizadas sin motivo por los anteriores gestores, para fomentar la modernidad y la creación de empleo.

Y deseo con toda mi alma, que se cumpla lo que dice el refrán español: “lo que bien empieza, bien acaba”.