Ximo Puig
Ximo Puig grave escándalo

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

¿Y si esto lo hubiera hecho alguien del PP, de Ciudadanos o de Vox?

Atentos porque el escándalo en el que está implicado Ximo Puig es uno de esos escándalos que, de haber sido protagonizados por un miembro de cualquier otro partido, habría provocado movilizaciones diarias tanto en las calles como en las redes sociales.

Resulta que Ximo Puig es accionista de un diario valenciano que pertenece al Grupo Zeta, ‘El Periódico Mediterráneo’. Puig tiene el 1,2% de las acciones de este diario. El diario recurre a Instituto Valenciano de Finanzas para conseguir un préstamo. Ese instituto opera desde marzo pasado, habilitado por un decreto de la Generalidad, como un banco convencional.

Pues bien, pocos días más tarde de ser habilitado como tal, el IVF condona a esta empresa, de la que Puig es en parte propietario, parte del préstamo de este periódico. En total 1,3 millones de euros que representarán el 70% del total de la cuantía adeudada. Y lo más grave, es la única condonación realizada por esta entidad.

¿Y ahora qué pasa? Pues nada, Ximo Puig pertenece al PSOE y, como todos sabemos, este partido dispone de bula y de superioridad moral absoluta por encima del resto de formaciones políticas. ¿Qué habría pasado si Camps o la fallecida Rita Barberá hubieran hecho algo similar? De to-do, arderían las calles y las redes sociales. En este país cualquier cosa que haga cualquier miembro del PSOE está perdonada de antemano porque no se dignan a dar ni la más mínima explicación y sí a tirar de demagogia barata y cinismo.

Como verán, pasan los años y todo sigue igual. El PSOE, el partido más corrupto de la historia de España, es silenciado con cualquiera de los casos de corrupción en los que ande implicados. La calle calla y la izquierda que antes luchaba contra la casta lo admite. Es más, ahora ya no luchan contra la casta socialista, ahora quieren pactar con ella.

1 Comentario

  1. Es la historia de siempre.
    La izquierda, la criada traidora (a la patria y a la clase obrera) del capitalismo, tiene la cobertura mediática del capitalismo y por eso lo que les perjudica se silencia y lo que les beneficia se amplifica.

    Nota
    Los medios de comunicación son propiedad del capitalismo y por lo tanto favorecen a su criada, la izquierda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here