Nieves Concostrina (Twitter)

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Los que fomentan “el amor”

En la España del postureo y de la ignorancia, ahora resulta que el comunismo ha sido el gran defensor de los homosexuales y la gente acude a manifestaciones del “Orgullo Gay” portando imágenes del ‘Che’ y tiene la osadía, también, de decidir quién es tolerante y quién no lo es. Y esto último lo deciden en función a la ideología y en función a quién se ponga o no se ponga la banderita de marras en sus perfiles de redes sociales.

En la reciente celebración de Madrid, esa chachi de la “tolerancia”, la delegación de Ciudadanos fue acosada, insultada e incluso tuvo que ser protegida por la Policía. Eso le pasa a Ciudadanos por caer en la trampa del postureo, uno no tiene que ir presumiendo de nada para dejar claro que no está en contra de algo lógico. A nosotros nos da igual con quién quiera acostarse la gente con tal de que no nos intenten imponer nada a nosotros, mucho menos con quién nos debemos acostar nosotros.

Tras el acoso sufrido por Ciudadanos se ha alzado una voz que ha llamado especialmente la atención por la dureza, tolerante, de sus palabras con el partido de Albert Rivera. Se trata de la voz de la periodista de la SER Nieves Concostrina. La “tolerante” que, por supuesto lleva la banderita en su perfil de Twitter, ha dicho lo siguiente: “Sois tan homófobos @CiudadanosCs como vuestros socios políticos. Vuestro postureo no cuela. Sois machistas y maestros de la doble moral. @Albert_Rivera @InesArrimadas @begonavillacis Quedaros en vuestro establo y no invadáis los espacios de libertad que contribuis a eliminar” (sic).


Y esta Concostrina, aparte de necesitar unas lecciones de ortografía urgentes para aprender a escribir el imperativo del verbo quedar, necesita, todavía más, unas lecciones de esa tolerancia con la que ella pretende aleccionar a los demás. Parece de persona poco tolerante, poco razonable y, sobre todo, poco inteligente que ataque a los acosados en lugar de hacerlo con los acosadores.

Pero lo que está claro es que esta chica es una de esas que no se va a salir nunca de la linde por mucho que la linde se acabe. Y si la linde marca que tiene que ir con la banderita y de defensora a ultranza de manifestaciones de orgullos ridículos lo va a hacer. Porque es lo que está de moda, porque es lo que se lleva, porque su criterio propio brilla por su ausencia y porque, tras estas palabras, es evidente que tampoco da mucho más de sí. De donde no hay no se puede sacar y está claro que debajo de su pelo, como mucho, solo hay serrín.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL