Vídeo minuto y medio gilipollas nuestra sociedad

ÚNETE A NUESTRA NUEVA PÁGINA DE FACEBOOK. EMPEZAMOS DE CERO

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

Estamos rodeados

No le den muchas vueltas, no utilicen términos sofisticados, pretenciosos o innovadores. Esta sociedad está dominada por la gilipollez, por tanto la palabra gilipollas podría resumir el calificativo ideal para una gran parte del personal del que estamos rodeados.

Definiciones absurdas, términos biensonantes que solo se utilizan por el hecho de estar de moda y proclamas ridículas que no entiende ni quien las pronuncia podrían ser el resumen perfecto de una sociedad que, al paso que va, se irá por el desagüe por pura estupidez, ni por una hambruna, ni por una pandemia, estupidez pura y dura.

Y ya no es solo por los discursos ridículos de los que hace gala mucha gente sin que tan siquiera conozcan su significado, también por ciertas actitudes. El tipo que va al gimnasio en coche y se pone a andar o a correr por una cinta. El que va en chándal a hacer deporte con su perro utilizando para ello un ascensor. Los que usan la visera tapando su nuca en lugar de sus ojos o el patinete eléctrico con el que la gente parece encumbrada con esa mirada de autómata solo por ir unos centímetros por encima del suelo o porque lo haga más gente.

La estupidez ha existido siempre pero el fenómeno de las redes sociales la ha convertido en contagiosa. Los egos y las vanidades por lo que se tiene en lugar de por lo que se es. La exposición continua para mostrar una felicidad inexistente solo por demostrar que se está en la playa, aunque después se pasen el día muertos de asco paseo marítimo arriba, paseo marítimo abajo.

En resumen, mucho ejercicio físico con vientres planos y musculatura de infarto y poco ejercicio intelectual con el cerebro aún más plano que el vientre. Este vídeo es el resumen y no, evidentemente el problema de la gilipollez no es un problema exclusivo de España.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL