ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

En ‘El Diario’ de Bolivia

Todos los españoles deberíamos estar avergonzados de tener un expresidente del gobierno como José Luis Rodríguez Zapatero. Este impresentable ha visitado Bolivia recientemente y allí se ha encontrado con el presidente de aquel país, Evo Morales.

Las palabras en forma de elogio que Zapatero ha dedicado a Evo Morales son de auténtica vergüenza ajena por lo excesivas e injustificadas: “Hoy, feliz y emocionado os puedo decir: Bolivia ha cambiado y Bolivia es más esperanza que nostalgias. Aquí hay un presidente que en 15 años ha hecho más que los 77 anteriores por Bolivia“. Pero esto le debió parecer poco y continuó: “Bolivia es respetado, apreciado y admirado por la transformación, el desarrollo económico y la seriedad“.

Pero atentos, que la cosa no se quedó solo en eso: “No he conocido a un presidente que trabaje más horas y que madrugue tanto como Evo Morales. Es un presidente que ha multiplicado la economía, el PIB, la inversión, todo por ocho y por diez veces, que ha multiplicado la esperanza y la dignidad. Es un presidente que ha multiplicado el reconocimiento de Bolivia“.

Pero las andanzas de Zapatero, que ya son conocidas en el mundo entero, no han pasado desapercibidas en Bolivia. Un columnista del periódico boliviano ‘El Diario‘, Humberto Vacaflor, está igual de sorprendido que nosotros con esas palabras y las justifica porque Zapatero habría recibido dinero por apoyar la campaña electoral de Morales.

Atentos a las palabras que Vacaflor dedica a Zapatero: “La auditoría debería evaluar también la visita de José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de gobierno de España, que ha venido a hacer unos elogios alucinantes al presidente Evo Morales. Puesto a lanzar elogios, este señor no tiene medida, lo que también es indicio de que cobró, y cobró tanto que estuvo a punto de besar los pies de Morales“.

Pero no solo se quedan en eso las críticas a Zapatero, Humberto Vacaflor continuó con su vapuleo al socialista con estas palabras: “Un personaje repudiado en América latina y en Europa por sus simpatías con el sanguinario régimen de Nicolás Maduro debe entender que sus elogios resultan siendo ofensas. Es para decirle “no me ayude, compadre”. Y no pagarle, ni por chiste, salvo que tengas dineros provenientes de fuentes innombrables“.

Se puede decir más alto pero no más claro. En Bolivia hay mucha gente que ve la visita de Zapatero con absoluto desagrado. Tan es así, que las insinuaciones sobre un posible cobro de comisiones por esas palabras hacia Morales son, más que insinuaciones, afirmaciones. Parece que el ínclito Zapatero va haciendo su agosto particular cada vez que visita a los presidentes más extremistas y dictatoriales de América Latina, Maduro incluído, y ya le tienen tomada la matrícula en todos los países.

De vergüenza ajena lo de este indeseable expresidente. Pero lo que es más vergonzoso aún es que estas opiniones sobre Zapatero difícilmente lleguen a España. Son muchos en Sudamérica los que están tan hartos de Zapatero como lo podríamos estar muchos de nosotros aquí en España, el problema que tenemos nosotros es que allí ya le conocen casi más de lo que le conocemos aquí puesto que en España todavía hay gente capaz de hablar bien de él.

Enlace directo al artículo: “De Almagro a Zapatero”.

1 Comentario

  1. Estoy dispuesto a aportar dinero para pagarle el viaje, PERO SOLO DE IDA, a este tipejo, a cualquiera de esas repúblicas bolivarianas QUE TANTO ADORA…

Comments are closed.