Lección Antonio Banderas
Antonio Banderas

ÚNETE A NUESTRO NUEVO CANAL DE TELEGRAM

ÚNETE A NUESTRA NUEVA COMUNIDAD EN VK

La mentalidad en España

No puede ser más triste la mentalidad que hay en un país tan poco productivo como España: todo el mundo quiere ser funcionario, vivir del estado y chupar de la teta pública. Pero no es solo eso, que no sería tan sumamente grave, lo peor es que en este país anda todo el mundo loco por pillar dinero fácil por obtener alguna subvención estatal aunque sea a cambio de nada, es decir, aunque sea engañando.

La eterna sopa boba con la que antes se atendía a los necesitados en los conventos. Imagínense ustedes que sería de la población de este país si las posiciones podemitas y socialistas se aprobaran, esas por las que se pretende dar un salario mínimo universal a todo el mundo, se acababa directamente con cualquier mínima intención de trabajar por parte de mucha gente joven.

En una entrevista en ‘El Hormiguero’, Antonio Banderas hablaba sobre un encuentro que tuvo tras una gala de los Oscar. En ese encuentro coincidió con el creador de Uber, a quien no conocía, quien le dijo la cantidad de veces que se había arruinado antes de montar Uber y la cantidad de dinero que debía a todo el mundo cuando Uber empezó a ascender.

Poco después, Banderas hablaba de una encuesta realizada en una universidad de España en la que tristemente se decía que el 75% de los estudiantes querían ser funcionarios. Y comparaba esa misma encuesta con otra realizada en EEUU en la que se concluía que ese mismo 75%, pero en EEUU, querían ser empresarios, emprendedores. Tras relatar esto, Banderas concluyó diciendo: “Así se hace país. Se hace país con gente que se la juega“.

En España, tristemente, no es así. España es un país en el que el vago y el incompetente llega a ser ministro porque el mediocre es presidente y no se quiere rodear de gente mejor que él para que no destaquen por encima de él. La gente vive instalada en la inacción, en el conformismo y el mostrar cara a la galería algo que no es real y que no tiene.

Es una tristeza tener que llegar a esta conclusión pero esta es una realidad absoluta. Realidad que entristecía a Banderas en esta entrevista y relato con el que pretendía pellizcar a la sociedad española, sobre todo a la más joven para que despertara. Pero seguimos en el no. Seguimos esperando el funcionariado, la subvención pública, el parasitar de los demás antes de correr el mínimo riesgo que se asume trabajando y jugándote tu dinero.

Esa es la desgracia de España y, peor aún, esa es una desgracia que padecemos y que tiene pocos visos de cambiar en un futuro próximo. Eso sí, de pelotas, de enchufados y de vagos podemos dar lecciones a muchos, al mundo entero.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. ¡Si Señor!. Absoluta razón. ESPAÑA, crecia y prosperaba con 700.000 empleados públicos. (parte funcionarios y parte.empleados de empresas dependientes). Y desde las gastonomías, ¡son 5.700.000!. Y lo más asombroso, ¡¡¡Es que antes era sin ordenadores, no había informárica!!!

Comments are closed.